Avisar de contenido inadecuado

Texto alumna 2n C: EL GRAN HALLAZGO BOLLUS.

{
}

Muchas gracias Paula, por subir la redacción. Ya sabes que me ha gustado mucho. Sigue así. 

Mari Carmen 


La vida es todo un misterio, lleno de suspense y aventuras. Esto es lo que piensa Margarette, una niña a la que le encanta adentrarse en nuevas experiencias y la primera que tenía por delante era la terrorífica noche de Halloween.

Margarette es una niña, que ya tiene esa edad en la que los niños nos convertimos en repelentes seres absorbidos por las máquinas y los móviles, ya sabéis que estoy hablando de la famosa adolescencia. Pero Margarette era diferente. A ella todo eso de los móviles, y los chicos...y todo lo que implica la palabra adolescencia  no le gustaba nada. Ella se pasaba las tardes investigando sobre su pasado, e intentando saber cómo poder viajar al futuro. Margarette aspiraba a ser una gran arqueóloga, por ello solo asistía a las clases de historia, el resto era basura que ocupaba parte de su cerebro, decía ella.

Llevaba semanas preparando la magnifica noche de Halloween, que siempre celebraba, ya que vivía en Lusiana, donde este día se celebra a lo grande. Horas antes del gran acontecimiento, la casa de Margarette era un agujero oscuro en el que solo exixtían calaveras, calabazas enormes, muchos nervios y sobre todo una familia unida por preparar una gran noche. Margartte vivía con su madre Olive; sus hermanos John y Paul; y su abuela Tomson.

-Margarette,¡ven aquí!- ordenó Olive.

-¿Qué quieres mamá?, estoy preparando mi disfraz- dijo gritando desde la otra esquina de la casa.

-Tienes que ir a por el disfraz de tu hermano John, a la tienda de la señora Bollus.

-Vale mamá, enseguida bajo.- informó Margarette.

Margarette, para ahorar tiemnpo, decidió coger su moto Harley, y recorrió la calle de Dryshark en busca de la tienda. Cuando llegó a la tienda, se sorprendió. La señora Bollus era una mujer casi anciana, con problemas de ceguera. Como andaba de arriba abajo por  la tienda dando tumbos,  parecía un pirata sin rumbo. Era una mujer muy graciosa, siempre con una sonrisa, pese a que solo le quedaba aquella tienda.

-Buenos días, señora Bollus- dijo Margarette.

-Buenos días querida.¿Qué deseas? - respondió Bollus.

-Vengo a por un encargo por parte de la señorita Olive, mi madre, un disfraz de pirata, me dijo ella.

-Es usted la señorita Margarette, tu madre ha sido para mi como una hija y me alegra saber de nuevo de ella.¡Sígame, porfavor!

Yo le seguí con gran misterio sin saber quién era aquella mujer y qué tenía que ver con mi madre.

-El disfraz se encuentra en este pasillo. Hágame el favor de buscarlo.

No tuve tiempo de responder, con gran rapidez despareció. Disfraz a disfraz fui buiscando el de mi hermano, hasta que dí con él. Cuando cogí el disfraz, me fijé que detrás en una pared había una espécie de mensaje o código. Estuve pensando que podría ser aquello y por qué estaba allí. No obtuve resultado y decidí marchar hacia casa.

Cuando llegué, le conté a mi madre todo el suceso, y le pregunté qué relación tuvo con la señora Bollus. Ella me contó que cuando era pequeña se quedó huérfana y la señora Bollus, que siempre había sido una mujer solitaria, decidió acogerla.

-Yo me conozco esa tiemda como la palma de mi mano,dijo ella. A la señora Bollus siempre le había gustado el misterio y las aventuras, como a tí Margarette- me dijo.

-Pero mamá,¿entonces, sabes algo de ese mensaje?- pregunté.

-Cariño, yo hace 20 años que no paso por esa tienda.

Decidí investigar por mi cuenta, volvería a aquella tienda para saber más sobre Bollus. Volví a coger mi moto, pero escaseaba de gasolina y no tuve otra opción que dirigirme hacia la gasolinera. Cuando estaba llenando el déposito, una mujer se me acercó y me dijo.

-Tú eres el elegido, eres el único capaz de descubrir el gran hallazgo.

-¿Quién eres? y, ¿por qué soy yo el elegido?- pregunté.

-Sígueme y lo sabrás todo.

Abandoné mi Harley y seguí a aquella mujer. Llegamos a un lugar oscuro, con simplemente una ventana. Aquella mujer me dijo que su bola de cristal me había hallado, que yo era el hereditario de los Bollus, que aquella tienda me pertenecía, y que era el elegido para descubrir el gran hallazgo.

Decidí volver a la teinda y, tras  situarme detrás del mostrador, noté un ligero tambaleo en los tablones y ví como bajo este, aparecían un montón de números sin sentido, con una máquina de escribir antigua. Pensé que en aquella máquina podría encontrarse aquel código y me daría la solución y así fue.

De repente el suelo se empezó a fragmetar en pequeños trozos y descubrí que debajo de aquella tienda se hallaba una  máquina para viajar al futuro. Mi gran sueño  hecho realidad. Salí en los medios y me dieron un premio a la mejor arqueóloga. Unos días después volví a la tienda para darle las gracias a la señora Bollus, pero no sé si fue cosa el destino pero la señora  había fallecido al día siguiente de mi hallazo.  No sabía qué decir o hacer. Todo esto era demasiuado extraño. Mi madre me dijo que nos quedaríamos con la tienda, y aquella señora de la bola pasaría a ser nuestra empleada.

No se si pensaréis que todo esto fue un sueño o una imaginación de mi mente. Pero solo os diré que fue un Halloween extremadamente divertido.

 

                                                                                                     Paula Yela Moll

                                                                                                     Alumna de 2n C

  

{
}
{
}

Comentarios Texto alumna 2n C: EL GRAN HALLAZGO BOLLUS.

Mari Carmen soy Paula Yela. Ya he hecho la historia, por favor si puedes revisarla y hecharle un vistazo te lo agradecería. ¡Gracias!
Ya lo he hecho, Paula. La he revisado y he corregido algún error que había. Saludos
Hola M. Carmen.
Soy Tania, me puedes decir por favor dónde tengo que subir exactamente la redacción.
Gracias

Deja tu comentario Texto alumna 2n C: EL GRAN HALLAZGO BOLLUS.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre