Avisar de contenido inadecuado

Resumen de Categorías Gramaticales. 2º Bachillerato

{
}


Resumen de categorías gramaticales. Prof. Mari Carmen Moreno Mozo


1. El sustantivo: Nombran a personas, seres, animales, cosas, sentimientos y conceptos.

Según su significado: comunes / propios (antropónimos, topónimos, hipocorísticos); concretos/ abstractos; contables/incontables; individuales, colectivos. Los incontables, como vino, pan, arena… se contabilizan embotellados, empaquetados, etc. Una barra de pan/ Un puñado de arena. Colectivos: arboleda, constelación, muchedumbre, enjambre, etc.


El género del sustantivo: Los sustantivos pueden ser de género masculino o femenino. Aunque a veces coinciden no se debe confundir el género con el sexo: el género (masculino o femenino) es un rasgo gramatical (del lenguaje) y el sexo (macho o hembra) es un rasgo biológico.
En cuanto al género encontramos los siguientes casos:
1.Un solo género: el cajón, la pared ¡Tengamos cuidado! Cuando los sustantivos comienzan por a o ha tónicas, aunque son femeninos, estos sustantivos llevan delante los determinantes masculinos el, un, algún, ningún. Los demás determinantes y los adjetivos que van con ellos deben ir en género femenino: El agua clara, el hacha negra el aula. Pero en el resto de los casos sí aparecen en femenino: estas aulas, mucha hambre. Esta aparente falta de concordancia se justifica por motivos de pronunciación. Por eso si aparece un adjetivo se cambia. En cuanto se cuela otra palabra, vuelve la normalidad: Id a la última aula.
2. Hay sustantivos que presentan una forma única para el masculino y femenino: En estos casos son el artículo u otros determinantes quienes nos indican la diferencia de género; el testigo/ la testigo, el pianista / la pianista.
3. Otros sustantivos tienen dos terminaciones diferentes, una para masculino y otra para el femenino. En todos estos casos se añade a para formar el femenino: Hermano hermana; dependiente dependienta; león leona.
4. Además de a, otros morfemas de género indican que el sustantivo es femenino: esa, isa, ina, triz: príncipe princesa, zar zarina; poeta, poetisa; rey, reina; actor, actriz.
5. En ocasiones el masculino y el femenino se expresan con palabras totalmente diferentes: caballo yegua, toro vaca hombre mujer (heterónimos)
6. Algunos nombres de animales tienen una única forma que sirve para los dos sexos. Para especificar a qué sexo se refieren en cada caso, se recurre a los términos macho o hembra. (Epicenos): Jirafa macho, jirafa hembra.
7. Finalmente existen algunos sustantivos ambiguos en cuanto al género: el mar/ la mar.

El número de los sustantivo: El sustantivo puede expresarse en singular (cuando se refiere a un solo ser u objeto) o en plural (cuando se refiere a dos o más seres u objetos).
El plural se forma generalmente añadiendo s o es: café cafés libro libros tractor tractores álbum álbumes

 Excepciones: 

1. Los sustantivos no agudos acabados en s o x tienen una única forma para el singular y el plural. Pero no ocurre lo mismo si tienen acentuación aguda. Ejemplos: el lunes los lunes; el tórax los tórax; ciprés cipreses..
2. La mayoría de los sustantivos acabados en í o en ú (tónicas) admiten las dos terminaciones en s o en es, aunque algunos sólo permiten una. Ejemplos: esquí esquís o esquíes; israelí israelíes; menú menús
Algunos sustantivos acabados en y forman el plural en es cambiando el sonido vocal (i) por el sonido consonante (y): buey bueyes; rey reyes, ley, leyes.

Términos procedentes de otras lenguas 

La mayoría se ha castellanizado por lo que es fácil formar el plural.
a) Palabras procedentes del latín: Auditórium: auditorio, auditorios, Currículum. Currículos, referéndum, referendo, referendos.
Algunos de estos términos son invariables según la R. Academia: Accésit, déficit.
b) Plurales de nombres extranjeros. Muchos se han castellanizado: champú, champús, chalé, chalés.

Casos especiales:
Sustantivos que sólo tienen forma singular: la tez, la sed.
Sustantivos que sólo van en plural: víveres, enseres, honorarios, nupcias, comicios, exequias, cosquillas, anales, fauces, bártulos, víveres.
Lo mismo ocurre con objetos compuestos de dos partes simétricas: alicates, esposas, gafas, pantalones, pinzas, tijeras.

2. Los adjetivos
Calificativos: Se refieren a nombres con los que concuerdan en género o número precisando su significado o añadiéndole matices, características, etc. Pueden ser de una o dos terminaciones: débil, inteligente, pusilánime; simpático, simpática, charlatán/charlatana.


Grados del adjetivo. Indican mayor o menor intensidad.
Positivo: expresa simplemente la cualidad sin graduación: Agradable, simpático, triste.
Comparativo: expresa la cualidad comparándola con otros sustantivos: Superioridad: más que Rosa es más simpática que Carmen.Inferioridad: Rosa es menos famosa que Carmen. De igualdad: Rosa es tan famosa como Carmen./ Igual de famosa que.

Superlativo: Expresa la cualidad del sustantivo destacando su intensidad. Se puede construir con el adverbio muy (de mucho) Rosa es muy famosa. Con un sufijo: -ísismo, -errimo paupérrimo (muy pobre). Con un prefijo: archi, hiper, requete, super superfamosa

Algunos adjetivos forman el superlativo con el sufijo culto -érrimo, -érrima, unido a la raíz latina. Estos son los que nos mosquean, porque a veces nos podemos confundir y escribirlos mal. Fíjate, pues: libre: libérrimo, célebre, celebérrimo, negro, nigérrimo, pobre, paupérrimo, mísero, misérrimo, pulcro, pulquérrimo.Aunque algunos admiten ambas: negro, negrísimo, pobre, pobrísimo, áspero, asperísimo.


Superlativo relativo: la intensidad se refiere a algo: Rosa es la más famosa de su clase. (En relación con sus compañeros de clase; fuera de clase, puede haber otra más famosa)
Ojo con estos comparativos y superlativos anómalos, pero tan usados en castellano: bueno mejor óptimo ; malo peor pésimo; pequeño menor mínimo; grande mayor máximo; bajo inferior ínfimo; alto superior supremo.

Anotaciones importantes: Pueden sustantivarse: Se contrata a los guapos. Eso es lo importante. Pueden anteponerse o posponerse al sustantivo. Recordemos valores estilísticos, adjetivos especificativos/ explicativos, epítetos: distinguida dama, desesperado náufrago. Los epítetos aparecen en numerosas comparaciones del lenguaje coloquial: es más blanco que la nieve, está más claro que el agua. También son comunes en las adivinanzas: Con la blanca nieve se hace, y el ardiente sol, la deshace.


Los adjetivos relacionales no admiten grado, no pueden anteponerse al nombre y suelen funcionar como atributos. Aportan rasgos que clasifican al sustantivo como “un tipo de” o “perteneciente o relacionado con”. Por ejemplo, los gentilicios: andaluz, castellonense, etc. Otros ejemplos de relacionales: energía nuclear, dolor lumbar, etc.


3. Determinantes: presentan al nombre. Algunas gramáticas los llaman adjetivos determinativos, pero la última gramática, los considera determinantes.
Artículos: el, la, los, las y el artículo neutro lo (para sustantivar al adjetivo): El lápiz, lo grave. Demostrativos: Este, ese, aquel. Esas mesas. La cazadora esa. Posesivos: Mi, tu, su… Mi casa, vuestros libros. Relativos: El chico, cuyo coche está mal aparcado, que lo quite. Indefinidos:1. Cuantitativos: Mucho, poco, demasiado, tanto, etc. Poco trabajo.2. De identidad o existenciales: Un/ Una, algún, cualquiera, mismo, cada (distributivo). Algunos días, cada noche. Numerales: Cardinales (tres), ordinales (undécimo), multiplicativos (triple ración), distributivos (sendos banderines), etc. Interrogativos/ Exclamativos: Qué, cual, cuánto. ¿Cuántos años tienes? ¡Qué paciencia, Dios mío!
4. Pronombres: Sustituyen al nombre.
Personales: 1. Tónicos: Yo, tú, ellos, ustedes (Ustedes verán lo que hacen). Precedidos de reposición: mí, ti, sí. Conmigo, contigo, consigo. Funcionan como complementos, nunca como sujetos. ¿A ti te ha gustado la película? A mí, sí. ¿Puedo irme contigo en el coche? 2. Átonos: Me, te, se, nos, os, lo, los, la, le, les, etc. Son complementos, nunca sujetos: ¿Me lo dejas ahora? Demostrativos. Este, ese, aquel. Neutro: esto, eso. ¿Me cuentas eso que te ha pasado? Aquel es el mejor. Posesivos: Mío, tuyo, suyo, etc. ¿Has traído lo mío? Indefinidos: 1. Cuantitativos: Mucho, poco, bastante, más, menos, tanto, todo, demasiado. ¿Macarrones? No, porfi ponme pocos. 2. De identidad o existencia: Un-a, algún, ningún, otro, mismo, nada, nadie, algo, alguien.¿Te pasa algo hoy? No, nada. Numerales: 1. Cardinales (Dame tres). 2. Ordinales (Ha sido el duodécimo). 3. Multiplicativos: Y doble, para mí. Interrogativos y exclamativos: Qué, quién, cuál-es, cuánto, etc. ¿Cuántos quieres? ¿Quién es él? Relativos: Introducen proposiciones subordinadas adjetivas: Que, quien, el cual, etc. Ese es el libro del que tanto han hablado. 

5. Verbos: Expresan acción, estado o proceso. No personales: Infinitivo, gerundio, participio. Personales: Formas simples/ compuestas. Morfemas verbales: persona, número, tiempo, modo, aspecto, etc. Verbos regulares/ irregulares (como los polirrizos que tienen diferentes raíces: ser, haber, etc.), defectivos (no tienen toda la conjugación, soler), etc.
Perífrasis aspectuales y modales: Estoy a punto de cerrar; Sigue trabajando en el proyecto; Debes hacerlo mejor; tienes que salir más.


6. Adverbios:
a) Complementan al verbo: de lugar (Vive cerca, ponte delante); de tiempo (Llegas pronto, nunca te dije eso); de modo (Sal rápidamente; saltó ágilmente).
b) Complementan al verbo o modifican a adjetivos y otros adverbios: Cantidad (mucho, poco, tan, muy, bastante), adverbios en mente: Es muy listo; Está bastante cerca; Es sumamente inteligente.
c) Marcan modalidad oracional: afirmación (Sí, lo hice yo. Efectivamente, saldrá el decreto hoy) negación (Tampoco vendrá hoy), duda (Quizá lo haga mañana); deseo (ojalá aprobase el curso), valorativos (modifican a toda la oración al expresar la opinión del hablante (entre comas): Desgraciadamente, no has aprobado.
d) Adverbios interrogativos: (Dónde, cuándo, cómo, cuánto) ¿Dónde está? ¿Cuánto la quieres? Introducen subordinadas.
e) Adverbios relativos: Introducen subordinadas adverbiales de lugar, tiempo, modo (también comparativas de igualdad): Lo encontré donde me dijiste; La casa donde vive Luis está cerca de aquí.
f) Locuciones adverbiales: Tal vez, a lo mejor, por fortuna, a tontas y a locas, a mansalva, en un santiamén, por fortuna.
7. Preposiciones: Introducen complementos de sustantivos, adjetivos, verbos y adverbios: Me quedé hasta las tantas; Según las últimas encuestas…; Desde aquí puede divisarse la cúpula, etc. Locuciones prepositivas: alrededor de, junto a , a causa de, a cambio de, a través de, a lo largo de, etc.
8. Conjunciones y locuciones conjuntivas: unen oraciones compuestas: 1. Coordinadas (copulativas, adversativas, disyuntivas, explicativas): Sales o te quedas, Lo intentó pero no le salió bien; Ese es el nuevo profesor, es decir, el que nos dará las mates. Fueron al cine y luego, a cenar.2. Subordinadas (sustantivas, adjetivas, adverbiales propias e impropias): Si estudiases más, tendrías mejores notas; Le preguntó cómo se llamaba; La acompañó a casa para que no tuviera miedo; Aunque es bastante inteligente, no me hace ninguna gracia porque es muy engreído.
9. Interjecciones: Propias: ¡ay!, ¡ah!, ¡bah! Impropias: ¡Hombre!, ¡bravo!, ¡bien!

Finalmente recuerda que puede haber metábasis (traslación): Sustantivación de adjetivos: Lo bueno es eso/ Lo triste que es lo sucedido. Sustantivación de adverbios: Yo recuerdo aquel ayer. Adverbialización de adjetivos : Habla claro, lo pasé genial). Adverbialización de sustantivos: Lo pasé bomba.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Resumen de Categorías Gramaticales. 2º Bachillerato

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre