Avisar de contenido inadecuado

Redacción de Halloween Daniel Zamora

{
}

Redacción de Halloween Daniel Zamora 3º D

Hola soy Teo, Teófilo y tengo 13 años.
Mi padre es militar, al igual que lo fueron su padre y su abuelo y en un futuro, seguramente yo seré militar.
¿Por qué os digo todo esto? Porque mi padre estudió en “escuela militar” de Zaragoza, al igual que mi abuelo y todo mi árbol genealógico.
Yo tenía que haber estudiado en esa escuela, pero no pude entrar, porque sólo havia 12 plazas y ya estaban ocupadas, así que pasé a ser el primero de la reserva, o sea, si hubiera una vacante entraría yo.
“El primer día”:
Mi primer día de curso fue bastante embarazoso.
Todos los compañeros estaban ya en clase y el director me acompañó a la que sería mi clase, me presentó y me invitó a sentarme en un pupitre que había en el fondo.
Conforme pasaba por el pasillo de mesas para ir a mi sitio, los compañeros me miraban de arriba a abajo.
Me senté, dejé las cosas en el suelo y miré el pupitre. Había nombres de personas, de equipos de fútbol, hasta un chicle pegado, no parecía muy diferente a cualquier otro instituto.
Al poco de sentarme, noté una sensación de frío que recorría mi cuello y bajaba por mi espalda.
“Segundo día”:
Si el primer día fue embarazoso, imaginaos el segundo. Después de matemáticas tocaba gimnasia. Era un pabellón increíble, suelo de parquet, porterías, redes para voley, canastas...
Al terminar la clase, nos teníamos que duchar. Las duchas no tenían puertas, ni había separadores, sólo espejos enfrente.
El agua empezó a salir caliente, más caliente y todavía más caliente. Todos salimos del agua corriendo, el vapor cada vez era mayor y no se podía ver, sólo se escuchaba los gritos de los compañeros.
Cuando me acerqué hacia los espejos, apareció una cara sonriendo y yo salí corriendo.
“Tercer día”:
Le conté a mi padre lo que me había pasado, pero como siempre, no me escuchó.
Yo comencé a tener miedo además la disciplina en el colegio era muy severa, los horarios, las tareas, las actividades...
Les pregunté a mis compañeros si tenían sensaciones raras y algunos me respondieron que sí.
El tercer día fue el peor, el maestro estaba escribiendo en la pizarra, cuando del techo apareció una luz, una especie de bola de luz que bajó y se puso a la altura de la cabeza del profesor, todos mirábamos alucinados, la bola se movió y se puso sobre el pupitre, la tapa se abrió y se cerró dando un golpe seco, la bola desapareció.
El maestro se giró por el ruido, después me castigó. Mi padre estaba enfadado conmigo y yo no quería volver al colegio.
“Cuarto día”:
Estábamos clase de educación artística, dibujando un bodegón. Todos mirábamos un bol lleno de fruta e intentábamos dibujarlo. Estaba terminando el rabito de la pera, cuando mi mano, de forma automática y descontrolada, escribió “Ayuda”.
Solté mi lápiz asustado y me quedé unos segundos mirando el lápiz, a continuación salieron más letras de mi mano “Cajón maestro gimnasia”.
“Quinto día”:
Hoy tocaba gimnasia de nuevo, tenía miedo pero también curiosidad, así que cuando mis compañeros se fueron a la ducha, yo me fuí con mucho cuidado al cajón del profesor, lo abrí y ví que había muchas cosas: pegatinas, un yoyó que ponía el nombre de Pedro, una caja donde ponía Ventolín con el nombre de Javi. De repente se empezó a mover y cerré de golpe el cajón y salí corriendo.
“Sexto día”:
El miedo a ir al colegio crecía y la curiosidad también.
Entonces comencé a preguntarle a mis compañeros, me contaron que el compañero que estaba antes que yo se llamaba Felip3 y que no conocían a ningún Javi. Cuando terminaron las clases, fui a la biblioteca a investigar y viendo los anuarios, ahí estaba Javi, estudió en este colegio hace años y también vi aquella nota a pie de página que ponía D.E.P.
Salí de la biblioteca. Había carteles de “Fiesta de Halloween el 31 de octubre” y había que ir disfrazados.
“Séptimo día”:
Las clases fueron normales, no pasó nada extraño.
Cenamos a las 20:00h, horario militar, luego estudié un poco y finalmente me fuí a la cama.
Esa noche, tuve un sueño muy extraño y a la vez muy real. Un niño en clase de gimnasia, no podía hacer un ejercicio. El profesor le gritaba, el niño lloraba. Sacó un bote de algo, ponía Ventolín, el profesor seguía gritando y se lo quitó. De repente, el niño cayó al suelo y yo desperté muy asustado.
“Octavo día”:
El sueño de la noche anterior me hizo pensar y me puse a investigar más a fondo.
Me enteré de que Javi era alumno del colegio y que murió un 31 de octubre de un ataque de asma. Entonces entendí que Javi quería que se conociese la verdad, y no se me ocurrió otra manera que colgarla en internet.
“Noveno día (Fiesta de Halloween)”:
Hoy es el día de la fiesta, yo me he vestido de “Orco” de “El Señor de los Anillos”, después me he acercado al instituto.
Estábamos en clase de matemáticas, se oían ruidos, revuelo en los pasillos. De repente, la puerta se mi clase se abrió, era el director y tenía cara de enfadado.
Poco a poco en la pizarra fue apareciendo una palabra:
G-R-A-C-I-A-S
Todos salieron corriendo.
“Décimo día”:
Hoy es 1 de noviembre y mi último día en la “escuela militar” de Zaragoza. Me enteré de que la historia llegó a manos de la dirección de la escuela. La reputación de la escuela se fue al traste.
Pero sé que Javi descansa tranquilo.
Daniel Zamora Gil 3ºD

{
}
{
}

Deja tu comentario Redacción de Halloween Daniel Zamora

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre