Avisar de contenido inadecuado

Las palabras, E.M. de Melo e Castro

{
}

E. M. de Melo e Castro

Las palabras

 

Quiero que experimentes con las palabras,  con lo que te sugiere seguir su inquebrantable fluir, ese que surge de tu “ego”  y se coloca delante, hasta el extremo de que tú, situado detrás, sólo ves las palabras, las saboreas, las hueles, las escuchas, las palpas, las mimas, las vacías en un papel blanco.

 

 Las palabras son más fuertes que tú y aunque te conviertan en una sombra borrosa al exprimirte, tú no serías nada sin ellas. Si esos deseos –fluidos, cuentas, diamantes preciosos- no podrías entrar en los bazares, día tras día.

 

 Quiero  que las sueltes, que las liberes, que te hagas cómplice de su huída. No debes ocultarlas detrás de los barrotes de una cárcel de cieno. No debes flagelarlas, ni tampoco taparles la boca, ni siquiera debes reprocharles su desnudez. No debes… porque todas esas palabras, son las que te alientan, las que taponan las pequeñas heridas que te haces en cada tropiezo.

 

 Abraza tus palabras, dales calor, no permitas que se enfríen por culpa de tu  indiferencia Reconoce su valor, reconoce su valentía, reconoce que te secarías, sin ese oxígeno, sin todos esos alientos, que insuflan vida.

 

Aghata

 

Las palabras

 

Veo estas palabras porque detrás de las palabras oigo estas palabras que me llegan porque detrás de las palabras está un hombre que me ignora un hombre que yo ignoro un hombre que imagino un hombre que yo trato de imaginar por lo que me da estas palabras que oigo y que tanto podían ser de él como de otros –ahora que yo las oigo.

 

Cuando él las ha emitido sólo él lo ha hecho porque sólo él lo podía hacer –porque detrás de estas palabras está un hombre que quizás haya muerto – un hombre que ya no existe en verdad.

 

Oigo estas palabras porque detrás de estas palabras está un hombre que en ellas se revela y se oculta, porque detrás de ese hombre están otras palabras – que quizás sean las mismas palabras que ese hombre ha dicho y yo ahora veo y que quizás sean apenas palabras diferentes.

 

Oigo esta palabra precisamente ésta porque está detrás de mí, porque la oculto con la opacidad de mi cuerpo y la revelo con los oídos que las oyen, con las manos y la boca que escriben y dicen otras palabras diferente: con los ojos.

 

Digo esta palabra porque detrás detrás de esta palabra está un hombre que quizás sea yo.

 

Levanto esta palabra del suelo porque debajo de esta palabra está una sombra que la sombra de la palabra proyecta en el suelo.

 

Porque debajo de ese suelo está una palabra que digo y que proyecta sombras en ese suelo.

 

Proyecto esta palabra por el aire porque en frente de esta palabra está un hombre claramente definido oyendo.

 

Veo.

  (De Álea y vacío)

{
}
{
}

Comentarios Las palabras, E.M. de Melo e Castro

me ha gustado muncho  pero tu al no ser de noticias tu blog y ser de enseñanza ,es algo reflesivo ,es experiencia y esperanza, aceituna de olivo ,que su aceite nos abraza  .....es decir hay que leerlas ,para sacar su jugo, varias veces, un escrito muy muy interesante ,para todo aquel le motive el escribir .
mmm  la neta la neta maravilloso  me encanta tu forma de expresarte 
 ojala que nunca dejes de escribir porque ya eres una inspiracion para mi kuidate mucho  adios. 

Deja tu comentario Las palabras, E.M. de Melo e Castro

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre