Avisar de contenido inadecuado

La narrativa del Renacimiento y el Barroco

{
}

La narrativa de los Siglos de Oro: Renacimiento y Barroco
LA NARRATIVA IDEALISTA
LA NOVELA DE CABALLERÍAS: El género caballeresco tiene origen en la época medieval, en la que ya habían aparecido héroes tales como Amadís de Gaula o el rey Arturo. Durante en el siglo XVI, alcanzó un enorme desarrollo, debido a la difusión de la imprenta. Destaca Amadís de Gaula, de Garci Rodríguez de Montalvo, publicada en 1508, es la novela de caballerías española por excelencia. Se caracteriza por la presencia, tanto de elementos fantásticos como didácticos, siempre orientados hacia la defensa de las virtudes caballerescas: honor, valentía, fidelidad, religiosidad. Alcanzó gran popularidad y fue editada treinta veces entre 1508 y 1587. LA NOVELA BIZANTINA: Las novelas bizantinas son narraciones de amor, viaje y aventuras en las que una pareja de enamorados sufre la desgracia de la separación y, ya el uno sin el otro, viven extrañas y complicadas peripecias que terminan siempre felizmente con el rencuentro de los amantes. A este género pertenece la obra póstuma de Cervantes, Persiles y Segismunda (1617). LA NOVELA MORISCA: Trata de narraciones de asunto granadino que surgen como evolución de los romances fronterizos del siglo XV. Plantea historias amorosas protagonizadas por moros y cristianos, con frecuentes encarcelaciones, separaciones y reencuentros. Se presenta una imagen idealizada del musulmán y unas relaciones idílicas entre las dos culturas, con lo que se deforma la realidad. La primera de estas obras es la Historia del Abencerraje y la hermosa Jarifa, de autor desconocido. Trata de una novela sentimental, en la que los enamorados son dos jóvenes musulmanes granadinos de familia noble.

 LA NARRATIVA REALISTA Novela picaresca: esta modalidad surge a partir del Lazarillo. – Rasgos comunes: •Se cuenta como una autobiografía. • El protagonista (pícaro) tiene un origen humilde y deshonroso. Los protagonistas son las clases bajas. • Los temas principales son la honra y el hambre. • Realismo espacio-temporal. • El protagonista se excusa para ofrecer un retrato social de la época. • Alterna ventura y desventura, pero predomina en el destino final la desventura. – Rasgos que no todas las obras comparten: • La intención: hay desde crítica social y humor hasta mensajes morales contrarreformistas y realidades deformadas, dejando mal a los poderosos. • Evolución de los personajes: unos se hacen personas y otros casi criaturas. • El estilo: suele haber variedad de estilo, según el personaje que cuenta la historia
 Lazarillo de Tormes: Con esta obra se inicia la picaresca. – Fecha y autor. La primera vez que aparece esta obra publicada es en 1554, si bien se cree que pudo haber una versión anterior. La obra se ha atribuido a diferentes autores, si bien no hay acuerdo en quién pudo ser el autor. Lo que sí parece clara es su voluntad de ocultar su identidad. – Género. Se trata de una novela epistolar (adopta la forma de una carta) autobiográfica. Es una carta destinada a vuestra merced, en la que se narra “el caso”, una especie de confesión que explica cómo Lázaro ha llegado a aceptar que el Arcipreste de San Salvador esté amancebado con su mujer. – Temas. El Lazarillo parece ser una denuncia al falso sentido del honor y a la hipocresía, especialmente del ámbito eclesiástico. Esto ha generado numerosas hipótesis sobre la autoría y que durante mucho tiempo estuviera en el Índice de libros prohibidos. – Estructura. El esquema es circular hace: el caso es el pretexto para recordar la vida de Lázaro desde su niñez. – Personajes. Lázaro evoluciona, no es un personaje plano. Los otros personajes sí tienen rasgos arquetípicos: el ciego, el escudero, el clérigo… De ahí el carácter crítico con el colectivo.

{
}
{
}

Deja tu comentario La narrativa del Renacimiento y el Barroco

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre