Avisar de contenido inadecuado

Lekunberry

{
}

David Martínez 3ºC

La bruja se habría paso entre bosques y llanos caminos, nadie le paraba en su camino hacia los cinco últimos poblados que quedaban en la comarca.

Todos los anteriores, incluyendo aldeas y ciudades, habían sido arrasados por la feroz y malvada bruja que quemó todos los lugares donde se resistían a someterse bajo su mandato. El plan de esta ruín bruja era hacerse con toda la comarca, poco después con la enorme región y, por último, con el mudo.

La bruja llevaba un pao demoledor, sabía que nadie le podía, ya que con sus hechizos era indestructible. En el pasado muchos se resistieron y aquellos que lo hicieron quedaron marcados el resto de su vida, ya que la malvada bruja los convertía  en piedra.

Llegó al quinto poblado. Los aldeanos se resistieron, y los pocos valientes que intentaban detenerla con armas caseras fueron convertidos en bellas esculturas detalladas, donde parecía haberse detenido el tiempo. Este pueblo fué un poco más difícil de conquistar para la bruja pero una vez quemado, la bruja les hizo prometer que estarían bajo su mandato y que si lo cumplían ella se encargaría de alimentarlos con manjares y nunca les faltaría el sustento.

Después siguió su camino, llegó al tercer poblado donde no le costó mucho convertir a los aldeanos en sus vasallos, ya que los rumores de su existencia habían llegado a cda esquina de la comarca, los grandes reyes y no se habían preocupado pues eran simples rumores y estaban atentos a guerras de verdad.

En el tercer y segundo poblado sucedió lo mismo. Había gente que se resistió y otra que se marchó y así la malvada mujer llegó al último poblado de la comarca.

Resultó no ser un poblado, sino una pequeña aldea, la bruja pensó que le resultaría más fácil que en los anteriores, pero para su sorpresa, nda fue así.

Como había hecho en las decenas de poblados y aldeas conquistados con anterioridad, lo primero que hizo fue llamar a una de las casas diciendo lo que quería. Como siempre pasaba nadie le tomaba en serio y así surgían personas transformadas en roca. Para su infortunio, se topó con un muchacho muy astuto, que no le llegaba ni a la cintura a la bruja, pero su estructura no tenía nada que ver con su enorme inteligencia.

En primer lugar, la bruja le preguntó que si se encontraba en el último poblado del norte de la comarca, el muchacho desconfiado de esa mujer con una horrible nariz puntiaguda y le respondió que no , que poco antes había un pobldo con una enorme torre roja en el centro. La bruja pensó que se lo habría saltado, y se fue tal como había venido despiéndose del muchcho. Lo que le contó este astuto niño fue mentira, ya que él había oído hablar de una mujer extraña que iba asediando lugares. El muchacho fue tras la bruja, llendo hacia donde se dirigía, pudo notar que al cruzar el riachuelo cerca de donde se encontarba su aldea llamada Lekunberry, ella tuvo sumo cuidado en que ninguna gota le alcanzase su blanca piel desde el puente por donde cruzaba.

El muchacho volvió a su aldea pensativo por lo que había visto anteriormente. A la mañana siguiente la bruja volvió a su choza, el astuto chiquillo abrió la puerta, y la bruja enfurecida le dijo al chiquillo que allí no se encontraba ningún poblado, poco después el muchcho sacó una jarra de agua y la vertió sobre la ruín bruja, ella despareció al instante y nadie supo más de ella.

{
}
{
}

Comentarios Lekunberry

Deja tu comentario Lekunberry

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre