Avisar de contenido inadecuado

El encuentro con el zorro. El principito

{
}

El encuentro con el zorro
-Buenos días- dijo el zorro.
-¿Quién eres? –dijo el principito- Eres muy lindo.
-Soy un zorro- dijo el zorro.
-Ven a jugar conmigo. ¡Estoy tan triste!
-No puedo jugar contigo. No estoy domesticado.
-¡Ah! Perdón. ¿Qué significa <<domesticar>>?
-Significa <<crear lazos>>. Para mí no eres más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro.
El zorro calló y miro largo tiempo al principito:
-¡Por favor… domestícame!- dijo.
-Bien lo quisiera, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
-Sólo se conocen las cosas que se domestican. Los hombres no tienen tiempo de conocer nada. Compran cosas hechas a los mercaderes. Pero como no existen mercaderes de amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres un amigo, ¡domestícame!
-¿Qué hay que hacer?- dijo el principito.
-Hay que ser paciente. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en la hierba. Te miraré de reojo y no dirás nada. La palabra es fuente de malentendidos. Pero cada día, podrás sentarte más cerca.
Antonie De Saint- Exupery.
El principito.

{
}
{
}

Deja tu comentario El encuentro con el zorro. El principito

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre