Avisar de contenido inadecuado

Elementos de modalización textual.

{
}

 

 TAGS:undefinedwww.jfrechina.com

Elementos de modalización textual.
Los modalizadores del discurso ponen el acento en la valoración del mismo por parte del emisor del mensaje. Un texto altamente modalizado sugiere subjetividad y viceversa, una menor modalización expresa un discurso más objetivo.

Evidentemente en los textos científicos, informativos, divulgativos, etc. la posición del emisor pretende ser neutra frente al contenido, de forma que la modalización será escasa. Si el texto de selectividad fuera una noticia la modalización sería escasa, porque la noticia se caracteriza por su objetividad. Se presentan los datos, acontecimientos, hechos, de forma que den lugar a pocas dudas. Cuando un texto aparece modalizado es porque expresa en él un alto contenido de subjetividad al manifestar opiniones, dudas, incertidumbre, emociones y sentimientos: artículos, crónicas (mezcla de información y opinión), columnas, editoriales (artículos de opinión firmados por el jefe de redacción del periódico, lo que significa que muestran la ideología que se defiende).
Así podemos encontrar:

Sustantivos con carga negativa/ positiva: descontrol, imprecisión, analfabetismo. Uso de diminutivos, despectivos: politicastro, chiquilladas.
Adjetivos de tonalidad negativa/ positiva: malo, inservible, inaprensible, peor/mejor, inmejorable, inteligente, etc.
Adverbios con carácter modalizador: lamentablemente, desgraciadamente, afortunadamente. En muchas ocasiones, modalizadores periféricos, porque se sitúan fuera y modifican el sentido de toda la oración o expresión. Desgraciadamente, la policia no pudo evitar el asesinato. 
Expresiones: contexto de alto voltaje.
Llamadas al receptor: invocaciones, interjecciones, juramentos, tacos: “¡Ay!”, “¡Oh!”, “¡Caramba!”, “Por Dios!”, “¡Joder!”, “¡No pasar!”, “¡Atención!”, “¡Cuidado con el perro!”, etc.
Algunas clases de verbos: Verbos: de percepción: ver, oír, sentir; de entendimiento: saber, pensar, creer, comprender; de duda o desconocimiento: dudar, ignorar; de deseo, temor y emoción: querer, desear, temer, alegrarse, lamentar, de voluntad y prohibición: mandar, ordenar, aconsejar, rogar, suplicar, prohibir. _A estos últimos se les llama también verbos de necesidades subjetivas.
Modos verbales: El modo subjuntivo indica oraciones dubitativas o de deseo: Si quisiera el gobierno, lo haría. Quizá mejore el paro. El imperativo sirve para imprecar, exhortar, rogar: ¡Amad los libros!
Perífrasis verbales modales: tener que + infinitivo: Tienen que comprometerse; deber+ inf.: deben comprometerse; haber de + inf. Habrían de comprometerse; poder + infinitivo: podrían comprometerse.
Signos de puntuación: A través de ellos podemos usar modalizadores más sutiles. Por ejemplo, si ponemos un paréntesis para aportar una nota subjetiva, o a través de los puntos suspensivos, para dejar al lector en suspenso, o bien, el uso de las comillas, para dotar a una palabra o expresión de un sentido irónico.
Tipográficamente: Esto también lo podemos hacer usando negritas, palabras en cursiva, etc.
Según el tipo de oraciones: Interrogaciones retóricas: ¿Qué piensan ustedes de la situación? Interrogaciones que expresan peticiones o mandatos: Podrían tener la amabilidad de preocuparse por los demás. Oraciones que expresan deseo en subjuntivo: ¡Ojalá aprueben esas medidas “anti-crisis”. Oraciones que expresan duda o probabilidad: Probablemente Luisa vendrá.
Deixis personal / Impersonalización. Uso de la primera persona, plural inclusivo, uso de determinantes o pronombres posesivos, etc. En ocasiones un texto parece muy impersonal, y hay que buscar la subjetividad en las palabras, las figuras literarias, etc.
Figuras literarias: Por ejemplo el uso de bimembraciones o trimenbraciones: alegre y dicharachero, pálido, ojeroso, escuálido. Repetición de estructuras paralelas para dotar al texto de un tono determinado, antítesis y oxímoron (fuego helado), paradojas, hipérboles, personificación, animalización (son unos zorros, menudas avispas), cosificación (Los trabajadores se han quedado de piedra). Ironía: Ese político es un lince (pero se quiere expresar lo contrario). Metáforas, metonimias (se han comido un sinfín de platos, para expresar el contenido de esos platos), hipérbaton (alterar el orden sintáctico), redundancias y pleonasmos (Los que estuvimos en la manifestación lo vimos con nuestros propios ojos), eufemismos (¡pobres invidentes!).

{
}
{
}

Deja tu comentario Elementos de modalización textual.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre