Avisar de contenido inadecuado

Ejemplos de comentarios de texto: Examen día 23 y 24 (3º ESO)

{
}

Ejemplos de Comentario de Textos. El primero con la solución.

 

7000    Rosa Montero El País, 16 de Junio de 1998.


Que me los presenten. Que me presenten a esos 7000 madrileños que abandonaron a sus perros para irse con toda tranquilidad de vacaciones. Que me presenten a esos 7000 energúmenos capaces de dejar atrás, con impavidez espeluznante y una pachorra inmensa, los hocicos temblorosos y las miradas dolientes de sus animales.
¿Cómo lo harán? ¿Apearán al perro en mitad de un campo solitario y huirán después a todo rugir de coche, con el pobre bicho galopando espantado detrás del guardabarros hasta que su aliento ya no dé para más? ¿O quizá lo llevarán a algún barrio lejano y escaparán aprovechando algún descuido, un animoso encuentro con otros perros o un goloso olfatear de algún alcorque? No les importa que luego el animal, al descubrirse solo, repase una vez y otra, con zozobra creciente y morro en tierra, la borrosa huella de sus dueños, intentando encontrar inútilmente el rastro hacia el único mundo que conoce. Son 7.000 en Madrid: el censo estatal de malas bestias puede aumentar bastante.
Que me presenten a esos tipos que tuvieron el cuajo de tumbarse con la barriga al sol en una playa, plácidos y satisfechos, tras haber condenado a sus perros, en el mejor de los casos, al exterminio en la perrera, y, más probablemente, a una atroz y lenta agonía en cualquier cuneta, con el cuerpo roto tras un atropello. O a servir de cobaya en un laboratorio, o a morir en las peleas de perros, espeluznantes carnicerías que, aunque ilegales, parecen estar en pleno auge como juego de apuestas.
Que me presenten a esos seres de conciencia de piedra. Quiero saber quiénes son, porque me asustan. Si han cometido un acto tan miserable e inhumano, ¿cómo no esperar de ellos todo tipo de traiciones y barbaries? Probablemente pululan por la vida disfrazados de gente corriente: es una pena que las canalladas no dejen impresa una marca indeleble.

Comentario de Texto. 7000
(1)Temáticamente, el texto nos expone como actualmente muchos ciudadanos energúmenos, cuando llega el verano, toman la incorrecta decisión de abandonar a sus perros. Tema: El cruel abandono de los animales. La finalidad que persigue la autora, es que nos demos cuenta de que esto es una salvajada, y reflexionemos con el objeto de que no cometamos estos actos inhumanos.
(2) Resumiendo,el artículo de Rosa Montero nos explica como en el verano del 98, en Madrid, unos 7000 ciudadanos tomaron la incorrecta decisión de renunciar a su perro para ir de vacaciones. La autora se pregunta acerca de lo que les ocurre a todos estos canes abandonados, sin nada para alimentarse y sin un lugar donde ir.
Esta es la pregunta que deberían hacerse muchos ciudadanos antes de abandonarlos ya que estos perros acabarán, normalmente, siendo atropellados en cualquier carretera o exterminados en la perrera.
En definitiva, todas estas personas deberían llevar en sus rostros una señal que las identificase para que los ciudadanos de a pié reconozcamos a los canallas.
(3) Respecto a la estructura del texto, podemos dividir ésta en interna y externa:
(3.1) La estructura interna o de contenido se divide en tres partes:
En primer lugar, la introducción donde Rosa Montero plantea el tema que va a tratar (el abandono inhumano de los animales) mostrando ya abiertamente su postura o opinión sobre dicho problema.
A continuación, el cuerpo argumentativo en el que la autora nos explica más detalladamente cómo, porqué y dónde abandonan a sus perros.
Para finalizar , la conclusión la autora critica a todas estas personas que cometen este tipo de salvajadas. Esta actitud tan inhumana le provoca pavor, ya que si han sido capaces de llevar a cabo un acto tan miserable, podrían ser capaces de cualquier otra acción inhumana.
(3.2) La estructura externa es inductiva, ya que la tesis se puede apreciar al final del texto, cuando dice: "Quiero saber quienes son, porque me asustan; si han cometido un acto tan miserable e inhumano ¿cómo no esperar de ellos todo tipo de traiciones y barbaries?
 En texto aparecen como ideas principales:
-Quienes abandonan a los animales para irse de vacaciones son unos irresponsables.
- Los animales se morirán o bien sufrirán todo tipo de penalidades.
- Quienes actúan así, serán capaces de otras acciones irreprochables
Como ideas secundarias:
• - La fidelidad de los animales
• - El cuantificador 7000 que informa sobre la gran cantidad de personas que lo hacen.
 Los argumentos que utiliza la autora para apoyar su punto de vista son los siguientes: datos y estadísticas, para mencionar la gran cantidad de personas que renuncian a sus perros en vacaciones. Lo podemos apreciar directamente en el propio título. También, asimismo, igualmente encontramos verdades indiscutibles o argumento ético como, por ejemplo, que abandonar a los animales es inhumano, que evidentemente reconoce el lector. Por último, podemos apreciar las interrogaciones retóricas para hacer reflexionar al lector, ya que entre ellos puede haber algún energúmeno.

(4)
El uso de las figuras retóricas, es decir, lenguaje figurado,  muestra que la autora sabe cómo potenciar el significado de las palabras para lograr convencer al lector de sus opiniones y aseveraciones: de ahí que aparezcan metáforas como conciencia de piedra; expresiones hiperbólicas, que coinciden en muchos casos con los usos adjetivales: espeluznante carnicería, por ejempl; sinécdoque (la parte por el todo), hocicos temblorosos, sinestesia (mezcla de sensaciones), goloso olfatear; etc.


Comentaremos el tipo de registro, que es estándar. Este tipo de registro es el habitual de los textos periodísticos; dado que éstos se dirigen a un lector medio. La autora, sin embargo, también recurre a recursos del lenguaje formal, como -por ejemplo.- las interrogaciones retóricas que dejan el canal abierto. Asimismo las estructuras oracionales muestran la diversidad de registros. Encontramos tanto estructuras cortas: Que me los presentes; y otras más complejas, "No les importa que luego el animal, al descubrirse solo,....etc.; lo que demuestra su habilidad. También podemos hallar palabras cultas; espeluznante, zozobra, indeleble, etc. Sin embargo -dada la temática textual- la autora también emplea expresiones coloquiales, en las cuales el cambio de registro indica su punto de vista: pachorra inmensa, bicho, malas bestias, tumbarse con la barriga al sol....etc

Clandestinos
Un amigo íntimo me pidió que acudiera el sábado por la noche a su casa para mostrarme algo. al llegar, abrió la puerta con aire de misterio y me hizo pasar sigilosamente a su cuarto de trabajo. Mientras yo curioseaba entre sus libros, él iba de acá para allá, ofreciéndome té, café, whisky, como si le diera miedo entrar en materia. Tras dejar transcurrir un tiempo prudencial, le pregunté si tenía algún problema.
Me respondió que no estaba seguro y a continuación, colocando el dedo índice sobre los labios, me arrastró al pasillo, desde donde nos dirigimos con movimientos furtivos al salón, cuya puerta estaba entreabierta. al asomarme, vi a su hijo de 18 años, instalado en el sofá, leyendo tranquilamente Madame Bovary.
De vuelta a su estudio, me miró con expresión interrogativa. “¿No te parece alarmante?”, preguntó. “¿Preferirías que leyera Ana Karenina?”, pregunté a mi vez. “ Por Dios”, gritó, “ es sábado por la noche y tiene 18 años, debería estar tomando cervezas con los amigos”. No le dije nada, pero lo cierto es que la imagen del joven, devorando aquella obra clásica, me había perturbado. Quizá no fuera un psicópata, pero tampoco se podía negar que le ocurría algo. Se empieza con rarezas de este tipo, que al principio hacen gracia, y se acaba leyendo a Samuel Beckett. “ La lectura es buena”, lo tranquilicé, “ en eso está de acuerdo hasta el Ministerio de Cultura”. “ La lectura”, respondió mi amigo, “ es buena cuando tus amigos leen, como pasaba en nuestra época. Ahora es un síntoma jodido. Si al menos le diera por El Código Da Vinci, que no hace daño a nadie…”
Me pidió que hablara con su hijo. “Después de todo”, añadió, “lo conoces desde que era un niño te escuchará mejor que a mí”. A los pocos días, me hice el encontradizo con el chaval y entramos en un bar. Hablamos de literatura y me pidió algún consejo para abordar la lectura de los clásicos latinos, que se le resistían. Le recomendé una edición de la Eneida y me ofrecí para que la comentáramos juntos. Pagó él y, al despedirnos, me guiño un ojo, diciéndome:”De todo esto, ni una palabra a mi padre, que está muy preocupado conmigo”. Así que llevamos dos semanas leyendo clandestinamente a Virgilio. ¿Adónde vamos a llegar?


El tole tole de la tolerancia.

Año internacional de la tolerancia. Es fácil aplaudir la tolerancia, más difícil practicarla y todavía más difícil explicarla En castellano, tolerar es soportar. ¿Se debe tolerar lo bueno? No. Lo bueno debe aplaudirse, estimularse. ¿Se debe tolerar lo malo? No. Lo malo hay que combatirlo. Entonces ¿qué se debe tolerar? Históricamente “tolerancia” fue un concepto acuñado para combatir la intolerancia y sus maldades. Como todos los conceptos negativos resulta borroso.

Aparentemente hay problemas que admiten muy poca tolerancia, por ejemplo, las matemáticas o los que afectan a la dignidad humana. Otros, como los planteados por la convivencia, exigen amplios márgenes.

El intolerante afirma que sólo hay una solución para cada problema, la que él posee, que esa solución no admite ninguna flexibilidad, y que está dispuesto a imponerla si puede.

Tolerante inteligente es el que conoce y justifica el margen de tolerancia de cada solución. Sabe que para resolver el problema del tráfico hay que ser intolerante con los que desprecian las señales, pero tolerante con el atuendo de los conductores.

Tolerante necio es el que piensa que todas las soluciones tienen un margen infinito de tolerancia. Acaba conduciendo por dirección prohibida y atropellando a un peatón.

Bien mirado la tolerancia es una cuestión de valores. Supone aceptar al otro, pese a que el reflejo traslúcido que nos muestre sea contradictorio, nada de dos gotas de agua. El otro siempre diverge en algo y ahí reside su fuerza pero también la nuestra. El que tolera es el que respeta a los demás, aunque haya llegado en un cayuco o sea un ejecutivo agresivo”.
Como dice Marinella Terzi “Para sentirse persona, no basta con ser persona, hay que sentirse persona en el rostro de quien nos mira”
José Antonio Marina ABC Cultural

Literatura en un “juego”.

Hoy en día, mal les pese al pujante mercado editorial dedicado a la literatura infantil y juvenil, es difícil constatar hasta qué punto los adolescentes se dejan embaucar por los beneficios de la lectura que, aunque los enriquece más que otro tipo de ocio, no siempre es el que consumen habitualmente.
Los estudios muestran que si en primaria sí que suele ser habitual que los niños lean, a medida que crecen, abandonan ese hábito para dedicarse a otro tipo de ocio que anule ese esfuerzo: juegos de ordenador, play, televisión, etc.
Sin embargo, la literatura está presente, no en vano muchos juegos de rol retoman los caminos recorridos por la literatura fantástica, la saga artúrica o la mitología y el sufrido profesor se pasma al comprobar que, los mitos que resultan soporíferos en sus clases, son aclamados a golpe de ratón.
Un profesor inteligente no se cruzará de brazos ante la realidad virtual y las nuevas tecnologías, conocerá las arenas movedizas en las que se mueven sus alumnos y los ayudará a navegar contracorriente. Eso no significa que reniegue de la tradición, significa simple y llanamente que busque caminos alternativos y actividades que se apropien de una realidad con la que el alumno se siente íntimamente más familiarizado.
Un profesor inteligente asumirá el rol y se pondrá en la piel de sus alumnos. Con valentía y entusiasmo convencerá a sus alumnos de que la literaria es un ocio estimulante y creativo. La lectura es una puerta abierta hacia la imaginación, un camino que les servirá para huir de la mediocridad de la vida cotidiana.
Mari Carmen Moreno Revista Luke

Millones
Almudena Grande
Albert Rivera es partidario de abrir un debate sobre la legalización de la prostitución. Me parece muy bien, yo también soy partidaria de ese debate. No tengo una posición definitiva al respecto, aunque soy muy consciente de que el término prostitución, en países como el nuestro, es en gran medida sinónimo de esclavitud. La libertad con la que se mueven las mafias que esclavizan a mujeres, la naturalidad con la que nos hemos acostumbrado a ver haciendo la calle a extranjeras que no hablan nuestro idioma, los tenebrosos neones de colores que alumbran nuestras carreteras, son la estampa contemporánea de la España negra. Este escándalo perpetuo afecta a temas muy graves y delicados al mismo tiempo. Los derechos humanos, la libertad personal, la salud pública, la política de extranjería, el concepto de orden público, la moral individual y la ética colectica son algunos de ellos. Más desgarradoras resultan las historias personales, el caudal infinito de sufrimiento de muchas mujeres, rehenes de su propio amor por sus hijos, por sus familias, que las ha encerrado en una trampa cruel y sin salidas. Cualquier proceso de legalización de la prostitución tiene que tener en cuenta su experiencia, sin ignorar los criterios de otras mujeres que han decidido ejercer libremente su oficio. Es un tema muy conflictivo, pero sí hay algo que nunca tendría que haber aflorado en el debate es su impacto económico. El líder de Ciudadanos ha justificado su propuesta argumentando que el Estado recaudará 6. 000 millones de euros más cuando la prostitución pague impuestos. Si la nueva política consiste en cuantificar económicamente la humillación, la esclavitud y la explotación de seres humanos, me quedo con la antigua, gracias.


Titanic
Rosa Montero

Qué imagen tan poderosa y tan tremenda la de los 82 bolivianos que viajaban en el crucero de lujo Sinfonía. "Apenas si salían de los camarotes, llevaban ropas modestas y las zapatillas rotas", comentó otra pasajera. Ya han sido devueltos a su país, después de haber pagado 1500 euros por el pasaje y de haberse endeudado para siempre. La Europa rica se parece cada día más a ese crucero, somos un trasatlántico de lujo lleno de gente jaranera que baila y bebe y ríe y se zambulle en piscinas resplandecientes de color turquesa mientras por los pasillos interiores deambulan cual fantasmas tristes polizones con los zapatos rotos.
Y corremos el peligro de dirigirnos de cabeza al iceberg con la banda de música a toda pastilla, como un Titanic del desajuste social. Véanse los alborotos callejeros de Francia, por ejemplo.
Sé bien que el problema de la inmigración no es fácil, pero creo que tenemos que esforzarnos en corregir la derrota del barco, en priorizar la admisión y la integración y no el cerrojazo. Una de las últimas bolivianas que entró por Barajas antes del visado, sostuvo esta conversación con los periodistas nada más pasar el control: "¿Cómo has entrado? Como turista. ¿ Y ahora qué vas a hacer? Buscar trabajo. Lo decía con toda naturalidad, con toda inocencia, sin darse cuenta de que estaba admitiendo una ilegalidad, porque no le cabía en la cabeza que pudiera haber nada malo en querer trabajar honesta y esforzadamente, en desear ser útil y feliz. La inmigración enriquece la sociedad, porque los que emigran suelen ser los más emprendedores, los más responsables. Una lectora, profesora de Inglés de un instituto público del sur de Madrid me escribió comentando un anuncio que había visto en Newsweek. Era de un lujoso colegio bilingüe de Marbella y, como prueba de su excelencia alardeaban de tener alumnos de 46 nacionalidades. Pero si se les dijera eso mismo a los padres de un instituto, explicaba la lúcida lectora, saldrían huyendo despavoridos. "Qué triste que lo sirve de reclamo en una institución privada sea causa de espanto en una pública". Qué triste, en efecto, que no sepamos reconocer, integrar, asumir y disfrutar de toda esa riqueza.

Publicidad
Apenas hay personas que reconozcan que la publicidad influye en sus decisiones de compra; pero tampoco existen locos que admitan su locura. En este sentido, algo parecen tener en común el consumidor y el loco: no percibir diáfanamente las motivaciones y las causas reales de sus actos.
Los alumnos de una escuela de los alrededores de París, interrogados por su profesora descubrieron los microorganismos como "redondeles con patas", "globitos con gran boca", "insectos" "pequeños personajes que tienen brazos y piernas". Incluso alguno sostuvo haberlos visto en el agua de lavar la ropa: "no tenían cabeza pero estaban rígidos". ¿Por qué estas descripciones? ¿Quizá por la publicidad de ciertos productos detergentes y bactericidas? ¿Por qué pudo más la imagen publicitaria deformada que la que esos chicos deberían haber obtenido por el estudio?
Robert Guerin llegó a decir que el aire que respiramos es "un compuesto de nitrógeno, oxígeno y publicidad". Al margen de lo ocurrente de la frase, lo cierto es que si resulta imposible vivir sin oxígeno, también cada vez es más difícil librarse de la red casi imperceptible con la que nos va envolviendo la publicidad. Miremos hacia donde miremos, leamos lo que leamos, escuchemos lo que escuchemos, el mensaje publicitario está casi siempre ahí, ostensible o agazapado, dispuesto a penetrar como sea en nosotros y estimular así nuestras más conscientes o inconscientes motivaciones. Y ese mensaje, cuando aparezca, nos afectará, aunque intentemos anular su influencia.
¿Por qué solemos admitir que nos influye una película o una conversación y no, en cambio, un anuncio? ¿Acaso porque estamos en guardia permanente? Sí, claro, pero eso el publicitario también lo sabe, y precisamente por ello, juega con ventaja: el publicitario sabe que el consumidor cree estar preparado contra los anuncios, pero le consta que no lo está. Y en ese creer-estar-pero- no- estar reside su oportunidad: esa oportunidad que casi siempre aprovecha.
Con frecuencia, el consumidor se afirma en su creencia de que la publicad no le influye, pues comprueba que nunca ha comprado, por ejemplo, ese vino de mesa que tanto anuncian. Pero quizá olvida que si tal anuncio, efectivamente, no le ha conducido a la compra, aquel otro de un brandy prestigioso...Si no, ¿or qué esas cinco botellas en casa? Y es que cada tipo de consumidor tiene, aún sin ser consciente de ello, alguna tecla que el publicitario termina sabiendo tocar.
El investigador publicitario, antes de elaborar un mensaje, analiza el comportamiento de los consumidores, intenta conocer sus más íntimos anhelos, sus frustraciones, sus prejuicios, para devolvérselos más tarde como envoltorio y reclamo publicitario.

 

{
}
{
}

Comentarios Ejemplos de comentarios de texto: Examen día 23 y 24 (3º ESO)

Maricarmen.
No entiendo como podría ser el examen, podrías explicármelo ?
Daniel Zamora Gil 3ºD Daniel Zamora Gil 3ºD 22/04/2018 a las 15:51
Hola Mcarmen. Mandé otro comentario anterior pero ya se como es el examen. Además, despues de haber estudiado y haber hecho ejemplos, me he dado cuenta de que mi texto, el cual te dí la semana pasada, me faltan datos y he de argumentarlo mejor, por eso mañana te buscaré para que por favor me lo devuelvas y lo mejore para el martes.
Gracias.
Daniel Zamora Gil 3ºD Daniel Zamora Gil 3ºD 22/04/2018 a las 18:58
muy bueno , como todo lo que colocas , un abrazo

Deja tu comentario Ejemplos de comentarios de texto: Examen día 23 y 24 (3º ESO)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre