Avisar de contenido inadecuado

Decálogo de cómo inventarse una trama para una historia Minerva Aguilar

{
}

Decálogo de cómo inventarse una trama para una historia

 TAGS:undefined
Para hacer una buena historia no hace falta una mente prodigiosa ni ser la persona con más creatividad e imaginación del mundo, con que te inventes una pequeña historia ya es suficiente. Para eso, lo único que debes hacer es ampliar la información. A continuación, diremos qué aspectos podemos desarrollar más extendidamente.


Los personajes: lo primero es crear a los protagonistas de la trama y, mientras se va desarrollando la historia, ir añadiendo los personajes secundarios. Para hacerlo más extenso hay que describirlos detalladamente, es decir, características físicas, de carácter.

 TAGS:undefined
El lugar de la acción: di exactamente donde se sitúa la acción: el país, la ciudad, lo que lo rodea, si es una gran ciudad o la acción nace en medio de la nada.
La trama: cuenta cada cosa detalladamente y paso a paso para alargar la duración de la historia.


Vocabulario: utiliza sinónimos para no repetir continuamente las mismas palabras: Ej.: después, más tarde, pasado un tiempo, alrededor de las cinco, etc.


Frases elaboradas: aparte del vocabulario, también es conveniente utilizar metáforas, comparaciones o frases hechas para enriquecer el texto.

 TAGS:undefined
El tiempo: en vez de que cada cosa importante sea en el mismo día, es mejor ir repartiéndolo equitativamente, porque, en caso contrario, los problemas planteados se resolverán antes de que llegue el desenlace y la lectura será corta.


Espontaneidad: no plantees la historia completa en tu cabeza, es preferible ir creándola sobre la marcha ya que así te resultará más fácil porque te adentrarás en la historia y podrás recrearla en tu mente.


Falta de inspiración: si te quedas sin ideas, lo mejor que puedes hacer es abandonar durante un breve periodo de tiempo la lectura y leer algún libro, cómic, revista… para buscar la inspiración. Otra opción es pensar “qué pasaría si…” y hacer que los personajes piensen qué podría pasar, de forma que salgas del paso y alargues la historia.

 TAGS:undefined
Si se queda corta la trama: si por algún motivo ves que tu texto es muy corto, siempre puedes hacerlo más largo, añadiendo el “al cabo de cinco años” y plantear otra situación que sucedería unos años después o simplemente plantear otro problema para resolver en la próxima historia.


El desenlace: si ves que ya no puede dar más de sí la historia, puedes terminarla, verás como poco a poco surgen más ideas para ese desenlace final, que es muy importante.

DecálogodecomoinventarseunahistoriaDecálogodecómoinventarseunatramadecálogodecomoinventarseunahistoriafotografobodasValenciaMinerva Aguilar, 3º C

{
}
{
}

Comentarios Decálogo de cómo inventarse una trama para una historia Minerva Aguilar

Deja tu comentario Decálogo de cómo inventarse una trama para una historia Minerva Aguilar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre