Avisar de contenido inadecuado

DECÁLOGO DEL BUEN HIJO

{
}

DECÁLOGO DEL BUEN HIJO

 

1. Primero que nada, son tus padres, así que todos deberíamos tratarlos con el respeto que se merecen. Ellos son los que, prácticamente, nos han dado la vida, así que debes tratarlos bien.
 

2. Confía en ellos, son adultos y sabrán qué hacer en cualquier problema o duda que te atormente. Por si fuera poco, te conocen mejor que nadie, así que cuéntales siempre la verdad y ¡pide ayuda si la necesitas! Deja que te aconsejen, saben que hacer.
 

3. Seguro que les ha costado mucho sudor y esfuerzo conseguir lo que tenéis… Sé considerado y ¡no les pidas muchos caprichos! Si tienes esto en cuenta, seguro que algún que otro día te caerá algo por sorpresa.
 

4. Ayúdales en todo lo que puedas y en aquello que te pidan. Sé perfectamente que ellos harían lo mismo  por ti. Aunque a veces no apetezca ni quitar la mesa… haz un pequeño esfuerzo y pondrás a tus padres muy contentos.

 

5. No les des motivos para preocuparse. Cuéntales siempre la verdad y así no tendrás problema para salir con tus amigos y ellos no se comerán la cabeza intentando descifrar con quién estás y dónde. Al fin y al cabo, son tus padres, tranquilo. Sólo quieren lo mejor para ti y velan por tu seguridad y bienestar.
 

6. Haz que se sientan orgullosos de ti. Para un padre o madre, no hay nada mejor que poder decir lo contentos que están con sus hijos. Puedes, por ejemplo, ser un buen estudiante, pero no hace falta irse tan lejos, hasta los más mínimos detalles cuentan, como ayudar a tu vecina anciana del cuarto piso. Son cosas que te hacen mejor persona, y lo que alegra y tranquiliza a tus padres.

 

7. Pasa tiempo con ellos. Para ver a  tus amigos del instituto ya tendrás otro momento, seguro (esos cinco días de la semana que se hacen interminables, sí). Bueno, quizás he exagerado. Está bien pasar tiempo con tus amigos, ¡pero no te olvides de tus padres y familia! Son muy importantes, cuídalos, porque sólo tenemos unos…
 

8. Intenta ser detallista con ellos. En su cumpleaños, en su Santo…Regálales algún detallito aunque pueda parecerte una tontería. Y por supuesto, ¡que no se te olviden las fechas importantes! Puedes sorprenderlos haciendo tu la cena algún día (aunque sé que eso es difícil) por ejemplo, o preparar algo que sepas que les va a gustar.
 

9. No les hagas enfadar por cosas insignificantes. Aunque a veces nos cueste hacer lo que nos manden, es mejor llevarlo a cabo, así evitaremos discusiones desde un primer momento.
 

10. La última norma, y la más importante de todas, quiérelos más que a nada en el mundo, porque no hay amor más verdadero que ese.

 

                                                                                  PAULA MARIANO AGUILAR 3ºB

{
}
{
}

Deja tu comentario DECÁLOGO DEL BUEN HIJO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre