Avisar de contenido inadecuado

Comentario: El tole, tole de la tolerancia

{
}

  Se inicia el análisis textual de “El tole, tole de la tolerancia”, haciendo referencia, en primer lugar, a la propiedad textual afín al estudio del significado global del texto y        su sentido, es decir, la coherencia textual, cuya finalidad es lograr que el contenido del texto adquiera un sentido común, en el que las aseveraciones, argumentos o ejemplos se relacionen entre sí.
En este caso, el breve texto que vamos a comentar, apareció publicado en el periódico ABC cultural y su autor, José Antonio Marina, pretende reflexionar sobre un concepto tan borroso, como es la tolerancia y sus diversas apreciaciones. De ahí, el título, con carácter temático, ya que nos aproxima a su concepción global, con un sentido irónico. El discurso se distribuye en siete párrafos, la mayoría, salvo el primero, muy breves, para lograr un efecto inmediato en el lector.
Un estudio de su estructura interna nos conduce en primer lugar al tema del texto:      Las distintas apreciaciones de la tolerancia y su relación ética con las personas. Por tanto, un breve resumen del texto podría ser:
Puesto que es el año de la tolerancia, el autor nos propone un estudio de este término dispar, que, en principio, se acuño con un carácter negativo, para disociarlo de los actos intolerantes. Si tenemos en cuenta que se pueden disociar diversos tipos de tolerancia según los márgenes de apreciación que se tenga en cuenta, nos damos cuenta de que se trata de un concepto ético que depende de los valores y del respeto hacia el prójimo al que debe mirarse como persona.
Un esquema organizativo del texto podría ser el siguiente:
El primer y segundo párrafo del texto supone la introducción donde el autor informa sobre la dificultad de definir un término y para ello:
-Hace referencia a las interrogaciones retóricas, que apoyan el punto de vista borroso.
- Informa que ha sido un concepto tratado negativamente.
-Los márgenes son muy amplios: hay problemas con amplios márgenes de tolerancia; otros, en cambio, son nimios.
El cuerpo argumentativo abarca los párrafos tres, cuatro y cinco que se disocian en      el análisis puntual de los tres tipos de tolerancia:
-El intolerante.
-El tolerante inteligente.
-El tolerante necio.
Finalmente, aparece la conclusión en los dos últimos párrafos donde puede apreciarse la tesis del autor, reforzada por un argumento de autoridad: La tolerancia es una cuestión de valores éticos que se apoyan en el respeto a la persona.

El texto presenta algunas ideas principales como, por ejemplo, que la tolerancia           se ha visto analizada negativamente, precisamente para disociar los actos intolerantes. A su vez, aparece la idea esencial de que se trata de un concepto que la sociedad valora éticamente, es decir, que depende del respeto al prójimo. Como ideas subsidiarias o secundarias, podríamos encontrar los tipos de tolerancia analizados, que reafirman las aseveraciones del autor.

El discurso expositivo-argumentativo presenta una estructura típica, a pesar de              la aparente objetividad del autor y del carácter sintético con el que se aborda el tema. No obstante, la subjetividad está presente en el título y en los ejemplos utilizados para apoyar su punto de vista. Como suele ser habitual en muchos textos de estas características, el texto presenta una estructura sintetizante o conclusiva, ya que la tesis del autor aparece al final, a modo de conclusión.

Para reafirmar su punto de vista el autor se vale de argumentos lógicos y éticos: Verdades evidentes (“lo bueno debe apoyarse”), ejemplos (“los tipos de tolerancia analizados”), juicios o apreciaciones éticas (“el que tolera es el que respeta”), el argumento de autoridad que dota de sentido a la tesis final (cita de Marinella Terzi), etc.
Estamos pues ante un texto breve pero eficaz, que reflexiona sobre un concepto en apariencia borroso; pero que parte de un concepto ético de partida, con el que               la mayoría estaríamos de acuerdo: el respeto al prójimo en su entorno social y cultural.

Valoración crítica.
En cierto modo, este breve texto convence de una forma sencilla pues nos aproxima a un tema controvertido y que depende las apreciaciones subjetivas e implícitas de cada uno, con un estilo periodístico breve y conciso y el uso del lenguaje estándar. Sin excesivas pretensiones nos muestra esquemáticamente las diversas implicaciones de la tolerancia, aunque reincide de forma eficaz en el “tolerante inteligente”, aquel que sabe en todo momento apreciar el margen de tolerancia necesario de cada situación.


Pese a esto, he de decir que resulta difícil saber el punto de vista real del autor, quizá nos falte ese grado de adhesión de otros textos de opinión que, con un lenguaje más subjetivo y el uso de figuras retóricas, logra que el lector se adscriba de forma inmediata a sus opiniones sobre un tema de actualidad. En este texto periodístico, probablemente una columna, dada su brevedad, cuesta apreciar esa adhesión parcial de otros textos, en los que el autor defiende un punto de vista a ultranza, utilizando todos los medios lingüísticos o extralingüísticos necesarios.


En mi opinión, la tolerancia es una cuestión de valores y de respeto, pero la sociedad olvida este hecho, porque no trata de la misma manera a las personas. Y esto lo observamos en los clichés televisivos o periodísticos –cuando se incide en programas basura que muestran comportamientos poco edificantes-, en la publicidad y sus roles discriminatorios, en la xenofobia subyacente en el contexto laboral, en cómo se desprecian comportamientos de otras culturas o se ridiculizan, en esos conceptos discriminatorios que inculcan algunos padres a sus hijos.

Si bien, es difícil no adscribirse al punto de vista del autor; al texto, a mi juicio, le falta pasión, es excesivamente esquemático, carece de la profundidad discursiva propia del subgénero periodístico de opinión.
   

{
}
{
}

Deja tu comentario Comentario: El tole, tole de la tolerancia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre