Avisar de contenido inadecuado

Breves apuntes sobre Luces de Bohemia:

{
}

“Luces de Bohemia” y Valle-Inclán.


“Los héroes reflejados en los espejos cóncavos dan el esperpento. El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada”.


Luces de bohemia. Parte de la definición de esperpento.


1.Datos biográficos: Ramón José Simón Valle Peña, conocido como Ramón María Valle- Inclán, nació en un pueblecito de Pontevedra en 1866. Desde 1890 viaja a Madrid en repetidas ocasiones y también a Méjico, Argentina, París, Roma, donde es nombrado director de la Academia Española en Roma. En 1935 se retiró a Santiago de Compostela e ingresó en una clínica donde murió de cáncer el 5 de enero de 1936, víspera de Reyes.
Su figura humana y literaria se caracteriza por la originalidad y su aspecto bohemio (manco, con barbas de chivo, melenas, quevedos y capa española). Su carácter rebelde y crítico le hizo evolucionar desde una postura conservadora a otra más revolucionaria.


2.Características generales de su obra:
Desde un principio se declara antiburgués, por considerar la civilización mecanizada y fea.
Su evolución literaria es paralela a la ideológica: desde un Modernismo elegante y nostálgico a una crítica basada en la distorsión de la realidad.
Su obra puede dividirse en tres grupos:
a) Obras de carácter modernista, donde se observa el distanciamiento del teatro, la creación de personajes insólitos y una fuerte carga crítica. En teatro: Farsa y licencia de la reina castiza (1920).
b)Obras de contenido rural, con un reflejo de una Galicia mítica y elemental, mezclado con el estudio de las pasiones humanas: Comedias bárbaras. En estas obras (Águila de Blasón, Romance de Lobos y Cara de plata aparece el personaje de don Juan Manuel de Montenegro, personaje vicioso y pendenciero. A esta etapa pertenecen también pequeñas farsas como La cabeza del dragón o La marquesa Rosalinda (1913). Al mismo tiempo forma parte de la misma época la obra Divinas palabras (1920)-
c) Obras de carácter expresionista, que darían lugar al esperpento: Luces de bohemia (1924), donde se eleva lo grotesco y ridículo a la categoría de arte. También pertenece a esta época, Martes de Carnaval. Otras obras esperpénticas son Los cuernos de don Friolera (1921) y La hija del capitán (1927).
Pero Valle-Inclán también escribió prosa y poesía:
En sus comienzos coincidiendo con el teatro, Valle- Inclán utiliza una estética modernista de lenguaje sonoro y musical. De esta época son sus Sonatas (1903-195) unidas por la noble figura de su protagonista el marqués de Bradomín, símbolo de un mundo aristocrático y decadente en una Galicia primitiva.
Entre 1905-1909 escribe la trilogía La guerra carlista (Los cruzados de la causa, El resplandor de la hoguera y Gerifaltes de antaño) con la que comienza la evolución hacia un lenguaje más duro y crítico.
A partir de 1920 crea el esperpento que contagia a sus novelas de la misma característica deformadora y sarcástica del teatro. Así aparece en Tirano Banderas (1926) obra en la que critica las dictaduras hispanoamericanas, y también en El ruedo ibérico, escrito entre 1927 y 1932 ( La corte de los milagros, Viva mi dueño y Baza de espadas), donde nuevamente satiriza la corrupción de la corte de Isabel II.
A esta línea esperpéntica pertenecen también los poemas de La pipa de Kif (1919), en los que aparece un mundo grotesco y vicioso.


3. Rasgos de su estilo: la ruptura con la estética burguesa y la marcada teatralidad.
El rasgo más importante de su teatro es el esperpento. No se trata tanto de un género literario sino de una distorsión de la realidad, vista como algo grotesco y distorsionado. Para ello utiliza la parodia: humaniza objetos y animales; animaliza o cosifica a los humanos. Los personajes dejan de tener humanidad y aparecen como fantoches, totalmente degradados.
El concepto de esperpento aparece definido en Luces de bohemia en la escena XII. La realidad española de la época es ridícula y absurda, una deformación grotesca de Europa. La realidad para reflejarla debe estar deformada, para ello recuerda los espejos cóncavos del callejón del Gato, de Madrid serían un ejemplo de ello. Si se miran en ellos, los héroes clásicos quedan deformados, transformados en imágenes risibles, caricaturas de sí mismos. Con el esperpento Valle no ve el mundo y a sus personajes de rodillas, que era la perspectiva de la tragedia clásica, ni siquiera lo hace de pie, a su misma altura, como Shakespeare. Valle enfoca a sus personajes desde el aire, con superioridad e impasibilidad, a distancia, como si se situase en la otra orilla. El autor mueve los hilos de sus personajes que pierden su grandeza y se convierten en fantoches o peleles. El individuo se sitúa al borde de lo inhumano. Ello se ve reflejado en el lenguaje: todos los registros del habla popular y culta quedan recogidos en un intento por captar la lengua viva del Madrid de la época.
Las características del esperpento son: Deformación caricaturesca de la realidad y de los personajes desprovistos de humanidad; creación de situaciones absurdas y exageradas, utilización de la ironía y la sátira y el uso del lenguaje coloquial, incluso vulgar, lleno de casticismos y juegos de palabras.


4. Luces de Bohemia.
La obra (1920) relata el paseo nocturno del poeta ciego Max Estrella y de su amigo don Latino de Hispalis, que le sirve de lazarillo, por diferentes escenarios madrileños a lo largo de 15 escenas y otros tantos escenarios. Es un viaje tétrico en el que, a lo largo de poco más de 24 horas, se encuentran a toda clase de personajes: taberneros, prostitutas, ladrones, porteras, borrachos… Este trasfondo sirve para destacar las figuras de Max y don Latino, representantes de un idealismo fracasado y del egoísmo. De este modo se muestran varios lugares de la España de la época, así como los distintos niveles socioculturales de entonces.
En la obra se denuncia la España mediocre y corrupta, donde apenas queda nada de las brillantes luces de bohemia, cuando el arte era auténtico, incluso el propio Max traiciona sus ideales antes de morir al aceptar el dinero que le da el ministro; dinero que posteriormente se gasta en una cena despreocupándose de su mujer e hija.
El autor ridiculiza instituciones de todo tipo: la policía y su brutalidad (especialmente tratada en la escena IX en la que un niño muere durante la manifestación callejera) y la cultura oficial representada por la Real Academia y algunos escritores conocidos. Son de gran originalidad las acotaciones muy largas y descriptivas que tienen valor literario en sí mismas y que describen con pocos trazos a un personaje o sitúan al espectador—lector dentro de un espacio concreto.
Históricamente son años convulsos en la historia de España; el autor hace referencias a hechos que ocurren entre 1889 y 1924, aunque también alude a la Leyenda Negra, la inquisición y a Felipe II. Las dictaduras aplastan a los pensadores. Es el reinado de Alfonso XII. En este periodo van aflorar los problemas sociales, económicos de las distintas regiones y nacionalidades de España; estos se van a intensificar todavía más después de la Primera Guerra Mundial y la Revolución de Lenin en 1917, tampoco podemos olvidar la guerra con Marruecos que ocurre por esos años.


Temas: El tema central es la narración de las últimas horas de vida de Max Estrella. Una vida que refleja otras tantas en las que se proyecta la imposibilidad de vivir en una España injusta, opresiva y absurda. Con su vida se evoca la autenticidad de la bohemia heroica y perdida y la marginación que supone vivir con pasión el arte. La muerte está presente a lo largo de toda la obra, ya que mueren varios personajes. En la obra critica a la burguesía de la época y su inmovilismo. Aparecen en ella aspectos, como la nostalgia parisina (Max y Don Latino), alusiones mitológicas (como el Buey Apis), referencias a personajes literarios de ficción, como Segismundo o Hamlet, autores clásicos y contemporáneos (Homero, Unamuno), presencia de personajes-alterego de autores contemporáneos como Rubén Darío o Dorio de Gádez.
Con estos recursos Valle hace una dura crítica político social y nos muestra la injustica y la miseria que asolan a la sociedad española: políticos corruptos, poetas fracasados, falta de patriotismo en un momento de auge de los totalitarismos en España, y después, Italia y Alemania.
Los dos personajes principales son Max Estrella y Don Latino.
El primero es un escritor bohemio que se ha quedado ciego y en la miseria. Andaluz, poeta de odas y madrigales, humorista, lunático. Se cree que su personalidad se refiere a Alejandro Sawa, poeta real de la época. Es un poeta frustrado que ha quedado ciego. Su obra no tiene éxito y, por este motivo, no gana lo suficiente para comer. Resulta trágico que, siendo ciego, es el único que ve la realidad y lo expresa definiendo el esperpento. Es un personaje trágico zarandeado por el autor, vive en una sociedad insensible a la obra literaria, no solo a la suya sino también a la de otros. Su esposa e hija son un poco más realistas que él. Viven en la realidad y comprenden que no solo de arte vive el hombre.
Por otra parte está el personaje de Don Latino de Hispalis, un anciano asmático que vende mala literatura y como bohemio golfante se arrima a Max. Un auténtico cínico y canalla. Don Latino, es un asiduo acompañante de Max. Se aprovecha de su generosidad, pero al final de la obra es el único que ha comprendido que el mundo es una farsa.
También aparece un grupo de jóvenes modernistas que se ríen y burlan de la sociedad, son los únicos que estiman a Max como poeta. Aparecen personajes de la clase baja madrileña, todos ellos caricaturizados, deformados por el esperpento. Los personajes parecen caricaturas, marionetas. No tienen ningún estudio psicológico. Todos llevan una máscara detrás de la cual se esconde el propio autor.


Mediante el esperpento, Valle convierte los personajes en fantoches zarandeados por el autor para quien España y los españoles no son más que un esperpento, la gran caricatura de Europa. Como dice en la obra: España es una deformación grotesca de la civilización europea. Los personajes no tienen caracterización psicológica ni tienen vida, son personajes simbólicos. Max Estrella es un poeta frustrado, una caricatura. No le reconocen poeta las personas eruditas de la Academia. Por otra parte son personajes trágicos, que se hallan en situaciones burlescas, caricaturescas, por lo que pasan de ser personajes trágicos a personajes esperpénticos. Toda la obra es una gran caricatura de la vida intelectual española de la que Valle se está riendo, está jugando con sus personajes, a los que arrastra a una vida grotesca y carente de sentido. No hace un análisis psicológico de los personajes que son meros símbolos, una serie de fantoches sujetos a la voluntad del autor. Así Max, un personaje trágico resulta grotesco.


Tiempo espacio y ambientación histórica. La obra comienza por la mañana y termina al día siguiente por la noche. Max Estrella sale por la mañana de su casa y pasa media noche en la cárcel. A la mañana siguiente lo encuentran muerto en el portal de su casa. Lo entierran al atardecer y la acción termina por la noche cuando Don Latino está en el bar. Toda la acción transcurre en Madrid y el tiempo es real. Valle ha situado la obra en una época en la que había disturbios callejeros en España, época en la que Maura era ministro de Gobernación. El Madrid que Valle pinta es un Madrid absurdo y hambriento en el que se producen luchas callejeras.


Léxico: Desde el punto de vista del léxico destacan tres aspectos: a) el empleo de palabras típicas del vocabulario madrileño; b) el léxico cale; c) la adecuación del léxico a la realidad.
Léxico madrileño: apoquinar (pagar), melopea (borrachera), bata (dinero), ahuecar (marcharse), despachar (echar a alguien), cate (golpe), recalar (parar, frecuentar un sitio), recuelo (recocido), camelar (agradar, hacerse con, conseguir), curda (borracho), guindilla (polizonte), perra (una moneda), roñas (avaros, roñosos), cuadrar (ocurrir), dilustrado (ilustrado), seña (señoría).
Léxico cale: mulé, dar mulé (asesinar), parné (dinero), chanelar (entender, hablar) cañi (gitano), gachó (hombre)
Adecuación del léxico a la realidad: Valle deja hablar a cada uno de sus personajes con un lenguaje adecuado a las circunstancias, su condición y el momento. La florista utiliza un vocabulario propio de la clase baja madrileña, la prostituta también, pero introduce más a menudo palabras del léxico calé.


Los conceptos de tiempo y espacio aparecen tratados con absoluta libertad: las referencias a sucesos fundamentales de la época como la semana trágica de Barcelona (1909), la Revolución Rusa (1917), etc. se presentan en orden cronológico; el espacio va cambiando en función de los lugares por los que transitan Max y Don Latino esa noche.


La obra sintetiza perfectamente todas las características del esperpento y ofrece la visión amarga que Valle tenía de España y de la condición humana.
Es un gran innovador teatral que anticipa técnicas cinematográficas (saltos en el tiempo, escenarios múltiples), y acercó el teatro español al de otros autores que estaban haciendo un teatro innovador en Europa. Por su manera de concebir la realidad y el texto dramático se consideró durante mucho tiempo que la obra era irrepresentable.


LUCES DE BOHEMIA Y LA REALIDAD POLÍTICA Y SOCIAL


Es difícil situar el año en que transcurre la trama de Luces de bohemia. Y es que la obra acumula de manera intencionada hechos y referencias históricas en un confuso anacronismo, porque aparecen escenas que parecen no corresponderse con la época lo cual nos impide ubicar la acción de esta pieza teatral en un tiempo histórico concreto. De esta forma, la alusión a las últimas colonias españolas (1898), la mención a la Semana Trágica de Barcelona (1909), los comentarios sobre la Revolución rusa (1917), la coexistencia de modernistas y ultraístas o el hecho de que Rubén Darío —que muere en 1916— sobreviva a Benito Pérez Galdós —que fallece en 1920— serían sucesos temporalmente anacrónicos que servirían a Valle-Inclán para producir el efecto deformador que pretende. Esta confusión cronológica no es casual, sino que constituye un caso más de distanciamiento y permite explicar todo un periodo, desvelar la esencia de una sociedad.


Luces de bohemia, primer esperpento valleinclanesco publicado en 1920 en la revista España, retrata el estado de degradación del sistema político nacido en 1875 con la Restauración, un sistema que duró más de cincuenta años y que se caracterizaba por la alternancia pacífica en el poder de los dos partidos mayoritarios, el liberal y el conservador. Se trataba de un régimen que acabó produciendo un sistema corrupto y caciquil donde el incipiente movimiento obrero no va a tener fácil la entrada y donde el fraude electoral era lo más recurrente.


La acumulación desproporcionada de la propiedad de la tierra en manos de unos pocos propietarios latifundistas, el choque de clases así como los bajos salarios van a provocar enfrentamientos y episodios de violencia reprimidos duramente por la autoridad, tal como sucedió durante la Semana Trágica de Barcelona en 1909. Los trabajadores inician su proceso de organización alrededor de dos polos ideológicos: el anarquismo de la CNT y el socialismo, simbolizado por las Casas del Pueblo del PSOE. En este contexto, los obreros recurrirán en ocasiones a la violencia y el terrorismo para luchar por sus derechos, una violencia que aparece reflejada en Luces de bohemia en el preso catalán o en los disturbios callejeros con los que se encuentran Max Estrella y don Latino.


Cataluña y Madrid vivirán en 1919 varias huelgas reprimidas con dureza por las tropas, unas movilizaciones que también se trasladan al campo. Y es que la Revolución Rusa de 1917 había dado a los trabajadores de todo el mundo el impulso moral para luchar por sus derechos. La patronal reaccionó ante el levantamiento obrero de forma contundente (cierre de fábricas, no contratar a obreros sindicados...). Incluso, acusando de blando al gobierno, no solo inició la guerra sucia con el pistolerismo blanco (asesinos a sueldo contratados para eliminar a dirigentes sindicales), sino que también creó sindicatos libres y asociaciones cívicas (como Acción Ciudadana, citada en Luces de bohemia) que empleaban la violencia armada contra los obreros y ayudaban a la policía en la represión de las manifestaciones.


En 1921 se aprueba la Ley de fugas, que permitía a las fuerzas del orden fusilar directamente, sin juicio previo, a cualquier preso acusado de haber intentado huir. Así muere el obrero anarquista, compañero de Max en prisión en la escena sexta, que fue añadida por el dramaturgo en 1924.


Todo este ambiente de corrupción e ineficacia política se refleja en el esperpento de Valle en las alusiones a Maura —político conservador cuya impopularidad durante estos años era enorme— y a Alfonso XIII —rey de España hasta la proclamación en el 31 de la Segunda República del que el autor no tenía muy buena opinión—, o la imagen de un inoperante Ministro de la Gobernación.


Pero la conflictividad social no es la única referencia a la realidad en Luces de bohemia. En esta obra, Valle-Inclán nos aproxima a la vida bohemia, una vida que en los años 20 está totalmente superada. La bohemia había sido para muchos artistas de fin de siglo más que un simple modo de vivir: fue una forma de entender el arte y la vida; fue una época heroica, donde con orgullo aristocrático se confinaba el Arte al mundo de la Belleza. Ese es el mundo de Max, pero este mundo en 1920 ya no tiene sentido. Luces de bohemia es, pues, una particular elegía de este universo ya consumado.
En síntesis, Luces de bohemia manifiesta una honda disconformidad con la España de la época y contiene un duro ataque a la realidad española. Nadie se libra de la crítica: gobierno, empresarios, fuerzas del orden e incluso obreros (exceptuando, quizá, el preso catalán y la madre del niño muerto) son retratados como una masa brutal, inculta e incapaz, en consecuencia, de producir la anhelada regeneración de la sociedad española. No en vano, todo ello parece remitirnos a las palabras de Max Estrella: "España es una deformación grotesca de la civilización Europea".

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Breves apuntes sobre Luces de Bohemia:

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre