Avisar de contenido inadecuado

Las aventuras de Tom Sawyer, Mark Twain

{
}

Continua esta escena, respetando el tono empleando por el autor. Está claro lo que pretende este “sinvergüenza”. ¿no?: ligarse a la chavala. Ponte pues manos a la obra e inventa una continuación. No desempolves el libro de tu librería, ten un poco de imaginación.

Aghata

 

 

Poco después, Tom se encontró con Huckleberry Finn, hijo del borracho del pueblo. Huckleberry era objeto del odio y el temor cordiales de todas las madres, porque era vago, desobediente, maleducado y malo... y porque todos sus hijos lo admiraban, les encantaba ir con él a escondidas y deseaban ser como él. Tom era igual que los demás muchachos respetables en el sentido de que envidiaba a Huckleberry su condición de proscrito, y tenía estrictamente prohibido jugar con él. Por eso le acompañaba en los juegos siempre que podía. Huckleberry iba siempre vestido con ropa desechada por los adultos, que por lo general era de múltiples colores y estaba llena de sietes. Llevaba un sombrero enorme y destrozado al que le faltaba la mitad de un ala; la chaqueta, cuando se la ponía, le llegaba casi a los pantalones, y los botones de atrás le caían muy abajo. Sostenía los pantalones con un tirante, y la parte de atrás, la de sentarse, le hacía una gran bolsa; además, las perneras, todas desgarradas, le arrastraban por el polvo cuando no se las subía.

Huckleberry iba y venía a su aire. Cuando hacia buen tiempo dormía en un portal, y cuando llovía se metía en un tonel viejo.  No tenía que ir a la escuela ni a la iglesia, ni obedecer las órdenes de nadie, ni decir <<Sí, señor>>; podía ir de pesca o a nadar cuando y adónde le apeteciera, y quedarse todo el tiempo que le diera la gana. Nadie le prohibía pelearse, podía irse a la cama a la hora que él dijese; siempre era el primer muchacho que se quitaba los zapatos en primavera y el último que se los ponía en otoño; nunca tenía que lavarse ni ponerse ropa limpia, y sabia soltar unos tacos maravillosos. En resumen, aquel chico poseía todo lo que da placer en la vida. Eso pensaban todos los muchachos respetables de Saint Petersburg.

(…) Cuando Tom llegó a la pequeña escuela de madera en medio del campo entró con paso rápido, como si hubiera ido a toda velocidad. Dejó el sombrero en una percha y se fue para su asiento con muestras de gran seriedad. El maestro, adormecido por el rumor monótono de los que estudiaban, dormitaba en su sillón de madera. La interrupción lo despertó:

-¡Thomas Sawyer!

Tom sabía que cuando pronunciaban su nombre completo había problemas.

-¡Presente!

-Venga usted aquí. Y ahora, señor mío, dígame por qué vuelve usted a llegar tarde, como de costumbre.

Tom estaba a punto de excusarse con una mentira cuando vio dos largas coletas de cabello rubio que reconoció por la simpatía eléctrica del amor y porque se trataba del único puesto vacío en el lado de la escuela que ocupaban las chicas. Inmediatamente dijo.

-¡He estado charlando con Hckleberry Finn! (…)

-Que… que estuviste, ¿qué?

-Que estuve charlando con Huckleberry Finn.

La cosa estaba perfectamente clara.

-Thomas Sawyer, ésta es la confesión más asombrosa que he oído en mi vida. Semejante delito merece un castigo ejemplar. Quítese la chaqueta.

El brazo del maestro actuó hasta que se cansó y se fue quedando sin reserva de varas.

-Y ahora, señor mío- ordenó-, ¡vaya usted a sentarse con las chicas! Y que le sirva de advertencia.

Las risitas que recorrieron el aula parecieron avergonzar al muchacho, pero en realidad su sonrojo se debía más bien a la adoración por su ídolo desconocido y al indecible placer que su suerte le había proporcionado. Se sentó a un extremo del banco, y la muchacha se separó de él, con un gesto de la cabeza. Por toda el aula corrieron codazos, guiños y susurros, pero Tom se quedo inmóvil, con los brazos apoyados en el pupitre, y pareció estudiar su libro.

Mark Twain, Las aventuras de Tom Sawyer.

{
}
{
}

Comentarios Las aventuras de Tom Sawyer, Mark Twain

esta bonito y tu cualquier tema haces interese bueno amiga ya acabo de poner uno nuevo horoscopo lo he puesto mas completillo pero al final viene en lo mas relevante lo demas es vueltas a lo mismo me parece que el mio y ese no se llevan mal

Deja tu comentario Las aventuras de Tom Sawyer, Mark Twain

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre