Avisar de contenido inadecuado

Apuntes de Lengua Castellana. Tema 1. 2ºESO

{
}

 TAGS:undefinedApuntes de Lengua Castellana. Tema 1. Segundo de la ESO

EL DIÁLOGO

¿Qué es un diálogo?
- Permíteme aconsejarte que seas muy cuidadoso con el anillo. Quizá tenga otros poderes además de hacerte desaparecer cuando lo deseas.
- No entiendo -dijo Frodo.
- Yo tampoco -respondió el mago-. Sólo sé que anoche me puse a pensar en el anillo. No tienes por qué preocuparte, pero sigue mi consejo y úsalo poco o nada. Al menos, te ruego que no lo uses en casos que puedan provocar comentarios o sospechas. Guárdalo en secreto y en sitio seguro.
- ¡Cuánto misterio! ¿Qué temes?
- Aún no lo sé.
El señor de los anillos. La comunidad del anillo. J.R.R. TOLKIEN


El diálogo es el intercambio de mensajes (informaciones, sentimientos, peticiones) que tiene lugar entre dos o más personas o interlocutores que se comunican directamente entre sí y alternan el uso de la palabra. El diálogo se manifiesta en la conversación cotidiana, pero también es frecuente en las tertulias, coloquios, entrevistas, etc.

Características de una conversación espontánea.
a) Llamadas de atención al receptor: interrogaciones, exclamaciones, uso del imperativo o formas exhortativas: Fíjate, oye. Lo que supone la presencia de la función fática del lenguaje.
b) Registro informal. Empleo de frases breves y expresiones coloquiales. Uso de muletillas: Pues claro que sí, ¿no?
c) Repetición de palabras y expresiones: Cada día la echo de menos. Yo también la echo de menos. (Reiteraciones para fijar las ideas.)
d) Subjetividad: Empleo de la primera persona (yo también) y de exclamaciones e interjecciones: ¡eh! ¡qué raro!

Características de un buen diálogo
-Uso apropiado del intercambio de opiniones o puntos de vista. Debemos evitar que el diálogo se convierta en una conversación de sordos, donde todos hablan a la vez y no se entiende lo que dice.


¿Cuáles son pues las habilidades básicas para llevar a cabo un buen diálogo?
a) Escuchar. El diálogo, además de la libertad de hablar, es la buena disposición para escuchar, mostrando preocupación y deseo de entendimiento.
b) Respetar los límites. Significa resistirse a la necesidad de decirlo todo inmediatamente y, por tanto, la posibilidad de réplica. Supone esperar el turno, por ejemplo, para intervenir.
c) Entender y comprender. Interpretar bien al interlocutor, procurando comprenderlo todo, haciendo las preguntas oportunas, y comprendiendo incluso aquellas ideas que defienden otro punto de vista diferente al nuestro.
d) Mostrar empatía. Reconocer que somos conscientes de los pensamientos y sentimientos de los otros.

 TAGS:undefined
Funciones del lenguaje

El lenguaje verbal cumple una serie de funciones que tienen que ver con la finalidad de la comunicación y se relacionan con los elementos de la comunicación.
Función expresiva o emotiva. El lenguaje indica la actitud del emisor ante lo que dice. ¡Qué divertido!
Función representativa o referencial. El lenguaje se utiliza para transmitir información. La abuela ha muerto.
Función apelativa o conativa. El lenguaje se usa para provocar la reacción del receptor. ¡Hazlo bien! Les tienes que contar la verdad!

Función fática. Sirve para abrir o cerrar el canal de comunicación.

Función metalingüística. El lenguaje se usa para hablar o explicar el propio contenido del mensaje o de una palabra. Sincero y falso son dos palabras antónimas.
Función poética. El lenguaje se usa para llamar la atención sobre la forma del propio mensaje. En ocasiones busca la expresividad (lenguaje publicitario); otras, la belleza.

Además tendremos en cuenta que, según la intención del emisor los enunciados pueden ser:
Enunciativos: Afirman o niegan algo.
Interrogativos: Dirigen una respuesta al receptor. Interrogativas directas, indirectas, totales, parciales, retóricas.
Exclamativos: Manifiestan emociones. ¡Qué raro! ¡Qué divertido!
Imperativos o exhortativos: Expresan orden u ruego.
Desiderativos: Expresan deseo.
Dubitativos: Indican duda.

 TAGS:undefined

El diálogo en la narración.

Aunque se trata de una forma de discurso típicamente oral, los diálogos se pueden recoger por escrito, como se hace en las obras de teatro.
Como sabemos, también en las narraciones se reproducen los diálogos que mantienen los personajes. En este caso, los diálogos pueden transcribirse de dos formas: en estilo directo, si el narrador reproduce literalmente las palabras de los personajes, o en estilo indirecto, si las reproduce desde su punto de vista.

Estilo indirecto:”El capitán ordenó que echáramos las anclas de emergencia.”

Estilo directo: “Señor, ten piedad de nosotros, es el fin, estamos perdidos.”

3. Tipos de diálogo.

Normalmente, los interlocutores de un diálogo hablan espontáneamente sin ajustarse a un guion o plan previo; mantienen, por tanto, un diálogo espontáneo. Hay, en cambio, otras formas de diálogo, como los debates, que sí se ajustan a un guion o plan previo; estos otros diálogos se denominan diálogos planificados.
Diálogos: conversación espontánea, un coloquio, una tertulia, un debate, una mesa redonda, una asamblea. En el Fhillis 6.6, los interlocutores se reúnen en grupos de seis personas y discuten el asunto durante seis minutos. Después un portavoz de cada grupo expone las conclusiones al final.

Estructura de la palabra.
Las palabras se descomponen en unidades de la lengua más pequeñas dotadas de significado.

Lexema o raíz. Aportan el significado de la palabra. Mar, marinero, marítimo, marisma.
Morfemas flexivos o desinencias. Sirven para flexionar las palabras e indicar la concordancia. Indican género, número, (sustantivo y adjetivo), y persona, número, tiempo, modo, aspecto (verbo).
Morfemas derivativos o aflijos. Se unen a la raíz por delante (prefijos) o van detrás de la raíz (sufijos). Sirven para crear nuevas palabras: inmóvil, floristería.


El texto y sus propiedades.
Definición. Unidad máxima de comunicación que transmite un mensaje con sentido completo. Depende de una situación determinada y tiene una extensión variable. Desde una expresión ¡fuego!, hasta la novela de Laura Gallego, El coleccionista de relojes extraordinarios.

Los textos están además formados por enunciados que pueden ser oraciones o frases. Las oraciones siempre presentan un verbo en forma personal ¡Ven con nosotros!, las frases carecen de verbo: ¡Ahora mismo! Los enunciados adquieren la capacidad de comunicar un mensaje único cuando se combinan formando un texto.

 TAGS:undefined

Clasificación de los textos.
Narrativos. Relatan una historia o suceso.
Descriptivos. Explican cómo es algo o alguien.
Instructivos. Dan instrucciones.
Expositivos. Explican un tema.
Argumentativos. Defienden un punto de vista con argumentos.
Predictivos: Horóscopo, predicciones metereológicas, etc.

Tendremos en cuenta además que los textos pueden clasificarse según el ámbito de uso en el que aparecen: personal (diario, conversación, carta familiar), académico y profesional (libros de texto, informes, esquemas), público (actas, instancias), periodístico (noticias, artículos, reportajes), literario (novelas, obras de teatro, etc.).

Propiedades de un texto: Coherencia, cohesión y adecuación.

Adecuación: adaptamos el texto a nuestras necesidades comunicativas: el contexto o situación en el que se produce, el receptor al que se dirige, el tipo de texto que pretendemos hacer, el canal por el que se transmite. Hoy en día, por ejemplo, las conversaciones por whatsapp han variado nuestra forma de transmitir mensajes: la conversación es instantánea, queda constancia de lo dicho, no están presentes los dos interlocutores, etc.

Cuando nos comunicamos tendremos en cuenta la variedad de la lengua o registro apropiado a la situación comunicativa, cuidada o informal. No es lo mismo un examen que un whatsapp, una conversación en una discoteca que en un aula con el profesor.

Coherencia textual: Es la propiedad, según la cual, las ideas del texto deben estar relacionadas para que se perciba su sentido unitario. Para lograrlo, desarrollamos el mismo tema o idea central. Las ideas se apoyan en ideas aparecidas anteriormente. Además debe estar estructurado siguiendo un orden lógico. Una noticia periodística responde a las seis preguntas ¿quién? ¿qué? ¿cuándo? ¿dónde? ¿cómo? ¿por qué? Además sigue un orden: Titular, entradilla y cuerpo. Las ideas no deben contradecir el conocimiento que emisor y receptor tienen de la realidad. Una novela puede pertenecer al género fantástico, pero debe ser verosímil, semejante a la verdad y el lector debe imaginarse lo que le están contando.

Cohesión textual. La cohesión textual es la propiedad por la que los enunciados se relacionan mediante una serie de mecanismos lingüísticos, como la presencia de conectores, el empleo de pronombres o adverbios para referirse a palabras que han aparecido antes o después, la repetición de palabras, el uso de palabras claves, la repetición de palabras, el empleo de sinónimos o antónimos, palabras de la misma familia léxica o de un mismo campo semántico o asociativo.

Marcas de subjetividad. En muchos textos son frecuentes las valoraciones subjetivas del emisor que suelen aparecer con el uso de sustantivos, adjetivos, verbos o adverbios con una carga positiva o negativa: Eso es una gran idea; ¡menudo rollo!; lamentablemente, no llegamos a tiempo. También son frecuentes los usos de diminutivos, aumentativos o despectivos, así como el uso de una u otra modalidad oracional. Por ejemplo, desiderativa: ¡Ojalá apruebe el curso!

Clases de palabras según la sílaba tónica: Según la sílaba tónica, las palabras que tienen más de una sílaba se pueden clasificar en agudas (la sílaba tónica es la última), llana (la sílaba tónica es la penúltima), esdrújulas (la sílaba tónica es la antepenúltima) y sobreesdrújulas (la sílaba tónica es la anterior a la antepenúltima). Este último caso aparece con algunos adverbios (insólitamente) y también cuando se amalgaman los pronombres al verbo: déjamelo.

En cuanto a las reglas generales de acentuación. Recordemos que se escriben con tilde las palabras agudas cuando terminan en vocal, -´n o –s; las palabras llanas cuando no acaban en –n o –s y todas las esdrújulas y sobreesdrújulas.

 TAGS:undefined

 

Algunas palabras de doble acentuación, aunque la Academia prefiere la primera: chófer, chofer; elixir, elíxir; fútbol, futbol; medula, médula; pelícano, pelicano; reptil, réptil. Por supuesto podéis buscar otros ejemplos. 

{
}
{
}

Deja tu comentario Apuntes de Lengua Castellana. Tema 1. 2ºESO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre