Avisar de contenido inadecuado

La adecuación textual. Bachillerato.

{
}

LA ADECUACIÓN.
Propiedad textual que nos informa de cómo se ha construido el texto según el punto de vista comunicativo, es decir, cómo la lengua se ha adaptado a la intención del emisor y a la finalidad comunicativa. Por lo tanto tiene en cuenta los seis factores de la comunicación: emisor, receptor, mensaje, canal, código y el contexto de enunciación: El canal (si es un texto oral o escrito), la situación (formal o informal), el código (elaborado o restringido, estándar), la norma de uso (si se ciñe u no a la norma académica), el nivel (si es culto, medio o vulgar) y el registro (culto, estándar, popular, vulgar, argótico). Esquema en la pág. 20.

Por tanto tendremos en cuenta:
1. Tipología textual o formas de elocución: expositivo, argumentativo, narrativo, descriptivo, diálogo, etc.). pág. 22.
2. Ámbito de uso: Periodístico, administrativo, académico, literario, publicitario, etc. pág. 21.
3. Género textual: Como suele ser un texto periodístico de opinión: artículo, columna, editorial, crónica, etc.
4. Destinatario: Tendremos en cuenta, las voces del discurso (pág. 28 del libro de texto: Locutor (el que trasmite el discurso), alocutorio (el destinatario implícito del texto). Hay que tener en cuenta el grado de involucración del emisor en el texto y su proximidad o lejanía. (Deixis: pág. 24 del libro).
5. Registro: pág. 26. Formal, culto, especializado con tecnicismos, culto divulgativo, coloquial. Por supuesto, si existe cambio de registro hay que señalarlo. Variedades diastráticas, diafásicas o diatópicas.


5.1. Las variedades funcionales o diafásicas (los registros) son las modalidades lingüísticas que se eligen determinadas por la situación de comunicación. Según el medio empleado (oral o escrito), la materia abordada (corriente o de especialidad), según la relación que exista entre los interlocutores (de solidaridad o jerarquía) y la función perseguida, se distingue entre diversos registros: registro coloquial, formal, familiar, especializado, elaborado, espontáneo, etc. Entre las variedades funcionales o diafásicas se encuentran además las jergas (variedad utilizada dentro de una profesión determinada) y los argots (variedad característica de un determinado grupo social: argot juvenil, argot del hampa, etc.).


5.2. Las variedades socioculturales o diastráticas (los niveles lingüísticos) son las diferentes formas de usar una lengua según el nivel de instrucción del hablante y su estima hacia el idioma. Estas variedades de la lengua también reciben el nombre de sociolectos. Según cuál sea el grado de dominio que un hablante posee del código lingüístico y del discurso se distinguen tres niveles de lengua: el nivel alto o culto (variedad social que se caracteriza por el uso de recursos lingüísticos diversos y elaborados), el nivel medio (variedad con un grado medio de conocimiento del idioma) y el nivel vulgar (variedad social definida por el escaso dominio de la lengua). Entre la variedad diastrática y la diafásica se da una determinada relación, por cuanto esta se ve condicionada por aquella: un hablante que posee un nivel culto de la lengua es aquel que es capaz de utilizar el registro más apropiado para cada situación de comunicación; en cambio, un hablante con un nivel vulgar emplea siempre del mismo modo —el único que conoce— la lengua, independientemente de las condiciones de la comunicación. El uso de vulgarismos pone de manifiesto el poco grado de instrucción lingüística de un hablante: por ejemplo, el empleo de palabras mal formadas ([amoto]) o de enunciados agramaticales revelan desconocimiento del sistema de la lengua.


5.3. Las variedades geográficas o diatópicas (los dialectos) son los usos lingüísticos que se emplean en un determinado territorio. En español, los dialectos meridionales (andaluz, extremeño, murciano, canario, español de América) presentan rasgos lingüísticos diferenciados de las variedades regionales septentrionales: por ejemplo, la curva entonacional, el seseo y la aspiración de la h y la s, o el uso de un léxico propio de cada zona geográfica.


5.4. Las variedades históricas o diacrónicas constituyen realizaciones de la lengua que caracterizan una determinada etapa de su historia. En la historia de la lengua española, se distingue entre el español arcaico (ss. X-XII), el español medieval (ss. XIII-XV), el español clásico o del Siglo de Oro (ss. XVI-XVII), el español moderno (ss. XVIII-XIX) y el español actual.

6. Canal: Medio de transmisión del lenguaje. Por ejemplo, si se trata de un texto que aparece en Internet pueden aparecer otros códigos semióticos, como los emoticones. Además, no se trata de un mensaje unidireccional, sino bidireccional porque existe la posibilidad de respuesta.
7. Funciones del lenguaje: (pág. 30 del libro): Referencial, expresiva, emotiva, fática, conativa, metalingüística, poética.
8. Modalidad oracional: Modalidad oracional y actitud del hablante: (pág. 31 del libro). Refleja la actitud del emisor hacia el receptor. Oraciones enunciativas o declarativas, imperativa, interrogativa, dubitativas, desiderativas, exclamativas, etc.
9. Modalización del enunciado: grado de subjetividad o presencia del autor. Si está muy modalizado predomina la subjetividad, en caso contrario el autor se oculta y el texto es o intenta ser impersonal.
9.1Modalización epistémica, axiológica o apreciativa o deóntica. (pág.29)

9.2. Marcas lingüísticas de modalización:
Modalizadores o marcas lingüísticas que indican la presencia del emisor y la subjetividad del texto: Deixis personal: menciones a la primera y segunda persona gramaticales que identifican a los que participan en la comunicación: Pronombres, adjetivos, determinativos, desinencias del verbo (yo, tú, nosotros, me, nuestro). Deixis social: indica cuál es la posición social de los que intervienen en la comunicación, así como las de los mencionados o aludidos en 3ª persona: tuteo. Impersonalidad, etc. (pág. 24 del libro).
9.3. Otros elementos de modalización: Léxico valorativo (pág. 32 del libro).
Verbos modales: Expresan el estado subjetivo de las creencias, pensamientos, deseos o sentimientos: Creo, pienso, quiero, lamento, me alegro, hay que, parece qué… Léxico valorativo: palabras derivadas con sufijos despectivos, diminutivos, aumentativos… presencia de neologismos, vocabulario connotativo.
9.4. Figuras retóricas valorativas: (pág. 32). metáforas, personificación, comparación, metonimia, hipérbole, interrogación retórica, ironía. Uso del humor, cambio premeditado de registro. (Lenguaje connotativo)
10. Signos de puntuación y recursos tipográficos (pág. 32). Uso de comillas, cursivas, cambios de tipografía (negrita), etc.
11. Discurso citado. 
Discurso citado:
DISCURSO  DIRECTO
Es la cita directa de lo que alguien dijo.
Bahiano dijo: "A mí nadie me dijo lo que tenía que decir" El ex cantante de los Pericos vuelve al canal oficial con una tarde cualquiera, un programa para adolescentes”.
Cuando se usa una cita directa la voz del otro aparece separada de la voz de quien lo cita. Las marcas de enunciación que indican la inclusión del enunciado ajeno son las comillas (" ") y los dos puntos (:). El discurso que se ha citado se inserta a través de verbos introductorios como por ejemplo dijo, afirmó, aseguró , declaró , preguntó, etc.


La característica principal del estilo directo es que las distintas fuentes de enunciación mantienen su autonomía y se presentan con sus propias marcas e índices.


Los verbos introductorios: aclarar, admitir, advertir, afirmar, agregar, anticipar, enunciar, añadir, aplaudir, aprobar, apuntar, argumentar, asegurar, avalar, avisar, calificar, censurar, citar, comentar, comunicar, condenar, considerar, consignar, contestar, corregir, criticar, dar a entender, decir, declarar, definir, delatar, descalificar, difundir, dirigirse a, discutir, divulgar, entrever, enumerar, especificar, exclamar, exigir, explicar, exponer, expresar, garantizar, gritar, hablar, hacer, saber, indicar, informar, insinuar, insistir, intimar, invitar, jugar, justificar, llamar, manifestar, mantener, mencionar, murmurar, narrar, negar, objetar, observar, participar, pedir, plantear, poner de manifiesto, precisar, predecir, pregonar, puntualizar, preguntarse, etc.

Nota: Estos verbos también os pueden servir para redactar el comentario, es decir, para evitar repeticiones. 

EL DISCURSO INDIRECTO es aquel en que el hablante o enunciador cita las palabras de otro incluyéndolas en su discurso. Ejemplo: Bahiano dijo que a él nadie le había dicho que debía decir.
Cuando se usa esta estrategia se producen cambios en los tiempos verbales y en los giros expresivos que hacen referencia a la situación comunicativa del discurso citado. En este tipo de discurso se requiere un verbo de "decir" seguido de "que" o "si".
Es un procedimiento de integración textual que se caracteriza por mantener estable el contenido del discurso citado pero se presenta en una sola fuente de enunciación, la fuente del discurso citante.
La característica principal del estilo indirecto es que se manifiesta como una interpretación del discurso que refiere, que comenta y no como una reproducción exacta.

DISCURSO REFERIDO O MIXTO
El discurso referido que aparece en el siguiente fragmento puede caracterizarse como "mixto": Dijo Borges que "La belleza es ese misterio hermoso que no descifra ni la psicología ni la retórica
En los discursos referidos mixtos aparece el pronombre que (propio del discurso indirecto) introduciendo las palabras del otro. En cuanto a las marcas gráficas, no se utilizan los dos puntos (:) pero sí se usan las comillas (marca que nos permite reconocer al discurso directo).
Las palabras citadas se reproducen textualmente (no hay interpertación de lo dicho por el otro) y podemos diferenciar con claridad el discurso citante del discurso citado.

INTERTEXTUALIDAD

Intertextualidad: Se entiende la intertextualidad como la incorporación de otros textos en un texto. Esto se produce porque un texto puede hacernos recordar temas, frases, rasgos estructurales o de género (vocabulario, por ejemplo) de otros textos. A los textos incorporados en una obra determinada los denominados Intertextos.

{
}
{
}

Deja tu comentario La adecuación textual. Bachillerato.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre